Domingo, 25 de junio de 2017

Con C de Compañía

Testimonio recogido en la revista La Voz de junio de 2017. 

CÁRITAS, Una palabra tan pequeña y de tan gran significado, un grupo formado por personas que trabajan por y para personas, seres humanos que miran por las necesidades de otros seres humanos, que se esfuerzan porque la personas en riesgo de exclusión social (entre otras) puedan tener las mismas oportunidades de quien no lo está, que luchan contra viento y marea porque no seamos más que números en un simple y vano papel.

Por esto y por muchas otras cosas Cáritas Diocesana de Salamanca es tan grande e importante para esta nuestra ciudad. El gran esfuerzo que hacen el amplio voluntariado y los grandes profesionales que componen este grupo hacen que sea tan grande y especial.

Un acróstico de CÁRITAS, podría ser, y creo que todo el mundo estará bastante de acuerdo, el siguiente:

Con C de compañía, la que ejercen cuando te sientes solo, desamparado, tienes un brazo donde apoyarte y una mano para levantarte.

Con A de amor, amor que se pone en lo que se realiza, creo que un ingrediente indispensable en esta ‘nuestra casa’.

Con R de respeto, otro de los ingredientes secretos de este lugar, también algo indispensable para que funcione como lo hace.

Con I de imaginación, hay que tenerla para poder desarrollar todas las innumerables actividades que esta casa realiza.

Con T de ternura, esta palabra define perfectamente el trato que se da a toda aquella persona que quiera formar parte de esta gran familia.

Con A de alegría, es algo que se respira aquí, sobre todo cuando tienes la satisfacción de haber cumplido con cualquiera de sus proyectos.

Con S de solidaridad, se ve plasmada sobre todo en la labor que hace el voluntariado, que muchas de las actividades que aquí se realizan no serían posible, entre otras cosas, si no fuera por estas personas que dedican y regalan su tiempo a los demás.

Creo que podría estar días escribiendo sobre todo lo que significa y me ha dado esta ‘nuestra casa’ pero esto no es un libro, es un artículo, y de opinión, opinión de una persona que solo puede tener palabras de agradecimiento por todo lo que CÁRITAS DIOCESANA DE SALAMANCA me ha regalado sin pedir nunca nada más a cambio que mi propia implicación.

De nuevo una y mil gracias por mí, por todos mis compañeros y por mi primero.

Josué G. Z.