Martes, 26 de septiembre de 2017

La Junta duplica el importe máximo de las subvenciones por vivienda para su rehabilitación

Los beneficiarios podrán recibir este año hasta un máximo de 8.800 euros, o 1.600, en el caso de las actuaciones demejora de la sostenibilidad
El plazo de presentación de solicitudes de ambas ayudas es del 23 de mayo al 22 de junio

Estas ayudas están dirigidas a las comunidades de propietarios, agrupaciones de comunidades de propietarios y propietarios únicos de edificios de viviendas con el fin de mejorar su conservación, su calidad y sostenibilidad así como su accesibilidad, y cuentan con un presupuesto de 7,3 millones de euros

El objeto de las ayudas, enmarcadas en los acuerdos del Consejo del Diálogo Social, es financiar la ejecución de obras y trabajos de mantenimiento e intervención en las instalaciones fijas y equipamiento propio, así como en los elementos y espacios privativos comunes de los edificios de tipología residencial colectiva de Castilla y León. 

Al igual que en las convocatorias anteriores, los requisitos que deben cumplir los edificios son: estar finalizados antes de 1981; que al menos el 70 % de su superficie construida sobre rasante debe tener uso residencial de vivienda; que al menos el 70 % de las viviendas deben constituir el domicilio habitual de sus propietarios o arrendatarios; y excepcionalmente se aceptarán aquellos edificios que presenten daños estructurales y que tengan íntegramente como destino el alquiler durante al menos diez años a contar desde la recepción de la ayuda.

La principal novedad de la convocatoria de este año es que se duplica el importe máximo de la subvención por vivienda, pasando de 4.400 euros a 8.800. También se duplican las cuantías individuales de las ayudas para las actuaciones de conservación y mejora de la calidad y sostenibilidad, que pasan de 800 a 1.600 euros, y lo mismo ocurre con las actuaciones de mejora de la accesibilidad, cuyas ayudas pasan de 1.600 a 3.200 euros. 

Las otras novedades de esta convocatoria para 2017 hacen referencia a la modificación del régimen de incompatibilidades, no pudiendo acceder a ellas los beneficiarios de convocatorias anteriores, y a la eliminación del requisito de que las obras no debían haber comenzado antes de la presentación de la solicitud. 

Así, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente podrá financiar obras de conservación para subsanar deficiencias detectadas en el ‘informe de evaluación del edificio’; obras que reduzcan la demanda energética al menos en un 30 %;  las que permitan la utilización de energías renovables como la solar, biomasa o geotermia y aquellas que pretendan una mejora en la eficiencia energética de las instalaciones comunes, ascensores, iluminación, etc., así como la  instalación de mecanismos que favorezcan el ahorro de agua o la recogida y separación de los residuos domésticos; y respecto a la accesibilidad, se podrán financiar las obras tales como la instalación de ascensores, salvaescaleras y rampas y  la instalación de elementos de información o dispositivos electrónicos de comunicación entre las viviendas y el exterior.

A su vez, la Junta de Castilla y León ha convocado ayudas para costear los gastos de honorarios profesionales para la realización del Informe de Evaluación del Edificio para analizar las condiciones de accesibilidad, eficiencia energética y estado de conservación de los inmuebles, con un presupuesto de 62.380 euros. 

El plazo de presentación de solicitudes de ambas ayudas es del 23 de mayo al 22 de junio. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente subvencionó el año pasado todas las obras que cumplieron los requisitos, en total 4.359 viviendas y locales por 5,5 millones. En el año 2015, consiguieron la ayuda tan solo el 48 % de los solicitantes, es decir 1.158 viviendas, por un importe de 1,8 millones. 

Estas ayudas a la rehabilitación edificatoria, con un presupuesto de 7,3 millones de euros, se suman a la convocatoria de ayudas al alquiler por importe de 14,7 millones de euros que publicó el BOCyL el pasado 8 de mayo y constituyen, junto con las actuaciones en materia de regeneración y renovación urbanas, las prioridades de la Junta en materia de vivienda y conforman uno de los cinco grandes acuerdos del Consejo del Diálogo Social para crear más empleo y reforzar los derechos sociales firmados por el Presidente de la Junta y los agentes sociales, CCOO, UGT y Cecale.