Viernes, 22 de septiembre de 2017

¿Tú "quoque" Patxi López?

¿Y Pedro Sánchez qué ofrece de novedad política? Está muy bien su programa, con la reivindicación de una nueva socialdemocracia, reformista, pero si no da un giro de 180º de lo que era el PSOE desde 2009, o antes, mal vamos y muy mal irá él.

          

La fractura del PSOE es inevitable e imparable, animada por las tres facciones actuales en las primarias, Paxti Lopez, Pedro Sánchez y Susana Diaz. Dice Patxi López que se presenta “solo” porque es la hora de que elijan los militantes. Pero el núcleo duro del patxismo anda a “quitar” votos a los sanchistas. Patxi ha echado sus redes para captar partidarios escogiendo como grupo pretoriano a muchos de los que antes eran fundamentalmente fieles a Pedro Sánchez (parlamentarios y dirigentes regionales y locales, como Oscar López, Rodolfo Ares, Ferreira, Unzalu, Luena, Armengol y otros…)

Veremos ahora las votaciones en las primarias, porque los avales son públicos, nominativos, y estas elecciones, no; es voto secreto. Se quita el miedo a no votar al establishment, a los jefecillos del aparato del partido. Si Patxi no se retira favorecerá la victoria de los susanistas con más de 50.000 votos, principalmente en Andalucía. Y si no existiera la candidatura de Patxi López, seguro que se sumarían en un alto porcentaje a la de P. Sánchez. 

   A buenas horas nos viene Patxi con la unión y la querencia entre los compañeros socialistas. Pues, que se lo hubieran pensado mejor en octubre cuando los ataques a Pedro y a la gente que le apoyaba, en contra del criterio de algunos barones y exdirigentes ¿Es que no conocía Patxi cuando aceptó ser aspirante a S. G. en las primarias, el marrón que tenía encima? ¿Ignoraba las consecuencias del atropello de los susanistas contra Pedro S., en el Comité Federal del 1 de octubre, por dimisión obligada, derrocamiento o lo que sea? Ahí volvió a dividirse el partido socialista un poco más si cabe. Y desde entonces, y con las actuaciones de Susana Díaz y la Gestora, el desgarro del PSOE se ha hecho mucho más profundo. Creemos que Patxi López lo sabía muy requetebién de antemano. De aquellos barros vienen estos lodos… Coser, coser, coser el PSOE, dice P. López que es lo que hace. Pero hubiera sido mejor no haber roto el partido con la chapuza del acuartelamiento de los 17 miembros dimisionarios del Comité Ejecutivo ¿no Patxi? El exlehendakari es tildado de traidor por muchos militantes, sobre todo afines a Pedro Sánchez.

            

Recién acabado el recuento de avales, y aún conociendo que solo había ganado por seis mil, la lideresa andaluza iba de sobrada y tachó a Sánchez de “segundón”. Ella siempre tan prepotente y poco creativa en el discurso político. Y luego afirma que no deben insultarse ni atacarse entre compañeros. Mientras tanto, Susana Díaz no alcanza a ver aún el gravísimo problema de imagen pública que tiene, que se ganó a pulso en aquellos idus de octubre que tanto dañaron la imagen del PSOE, y de su propia federación andaluza. Y le crecen los enanos con sus aspavientos ridículos como el de Veronica Pérez, la de “soy la única autoridad única en este momento del PSOE”, y las bravuconadas de Mario Jiménez y Cornejo*, o las burdas mentiras y bulos de MA Heredia. También despotrican agresivamente contra Pedro algunos barones territoriales que apoyan a la sultana andaluza y ven peligrar sus puestos, sus sueldos y prebendas, si Sánchez gana las primarias.       

                     ¿Y Pedro Sánchez qué ofrece de novedad política? Está muy bien su programa, con la reivindicación de una nueva socialdemocracia, reformista, pero si no da un giro de 180º de lo que era el PSOE desde 2009, o antes, mal vamos y muy mal irá él. Llámense fuerzas del progreso o como las quiera llamar ahora, el caso es que existan cambios radicales en el socialismo español respeto a los últimos años, si quiere ganar y si quiere llegar al Gobierno del país. Se ha modificado el documento programático redactado por José Félix Tezanos y Manuel Escudero, que han explicado que prefieren optar por referirse a "las fuerzas de la sociedad española", es decir agentes sociales y sindicatos: "Organizaciones que asuman comportamientos responsables”… Y parece que ahora Pedro Sánchez abandona su propuesta de trabajar codo con codo con Podemos y defiende el valor reformista del socialismo frente al "rupturismo" de Iglesias. Pero cuidado con los bandazos para un lado y otro dependiendo de dónde le soplen a los oídos. Sánchez tiene la oportunidad de su vida de regenerar el PSOE ¿Es creíble ahora el ex secretario general socialista? ¿Es sincera su intención de tender hacia un partido de izquierdas, o ya deambula para dejar las cosas como estaban con tal de ganar las primarias y volver a ser secretario general? ¿Vuelve a encandilar a los militantes con un socialismo de izquierdas, honradamente, o les está engatusando?

Ya empiezan algunos medios de comunicación -los de siempre– a atacar y a despellejar a Pedro Sánchez al intuir que puede ganar las primarias del PSOE. Pero Pedro debe demostrar que está convencido de que el socialismo español debe cambiar. Si no es así, se está enterrando él, políticamente, y al propio partido socialista.