Jueves, 27 de julio de 2017

La Piedra de Villamayor y la política.

Fachada de la Universidad reciemte restaurada, planchas metálicas para combatir humedades.

Hace unas semanas hubo un debate en las Cortes regionales sobre la Piedra de Villamayor que apenas trascendió en Salamanca. Y eso que, o al menos lo parece, la ciudad debería estar más que interesada en ello dado que la mayoría de edificios monumentales construidos con ese material se encuentran aquí. No creo que tras los años que Isabel Muñoz acumula defendiendo el Patrimonio de la ciudad, a nadie le pueda sorprender que abandere una iniciativa política para intentar proteger lo más posible la, aparentemente al menos, frágil piedra. Se puede discutir si es más o menos acertada, pero llegar a decir que odia a la Piedra de Villamayor como anunció algún medio, uno de los muy dados a extender odios ante cualquier propuesta de su contrario político, diría que roza la estupidez y no deja en muy buen lugar a aquellos que sustentan tales medios.

Universidad Pontifica, las humedades son difíciles de atajar.

Que la Piedra de Villamayor tiene problemas es innegable. Que se lleva años estudiándola y buscando soluciones para corregirlos también parece cierto, pero ¿estamos haciendo todo lo posible?. No olvidemos, aunque sea por el egoísmo económico, que sustenta la principal “industria” privada de la ciudad: el turismo. Tener un especial cuidado con ella es vital, de ahí que no entienda las reacciones suscitadas entonces sobre el tema. Que el partido gobernante descalifique a los demás es algo ya demasiado habitual, es su forma de hacer política y hay que reconocer que le va bien, aunque la Comunidad Autónoma no haga más que perder población, que no parece un síntoma de prosperidad y bonanza económica precisamente.

En San Benito, a pesar de las medidas, la humedad sigue “subiendo” desde el suelo.

Pero lo que más me sorprendió, según lo recogido en los medios de comunicación, fue la reacción del PSOE. Junto a descalificaciones, frases como “nunca hemos visto un debate en las Cortes centrado sobre los problemas de un tipo de piedra puestas en boca de Fernando Pablos (procurador que representa a Salamanca) resultan preocupantes, si uno de nuestros principales elementos económicos no es de interés para las Cortes según un salmantino, ¿qué debaten ahí?. Recuerdo que el Patrimonio es competencia de la Comunidad Autónoma. Buscar además que se mejore el conocimiento sobre la piedra y, sobre todo, trabajar preventivamente con el mantenimiento y la vigilancia adecuada para evitar que de repente se caigan, por ejemplo, conchas de la fachada de la Casa del mismo nombre, no parece que denigre a los canteros que viven de esa piedra sino más bien abre un campo nuevo de trabajo. Por cierto me consta que personas de ese gremio, y restauradores, habían colaborado en esa propuesta a las Cortes, digo yo que algo sabrán del tema, posiblemente más que el portavoz socialista.

Palacio de Anaya. Los problemas en las cornisas, a pesar de las intervenciones, reaparecen.

La Piedra de Villamayor no es un juego, y  a la vista de lo que se puede ver si se pasea con atención por nuestras calles como atestiguan las fotos que acompañan al texto, no parece que los 45 estudios que dice la Junta haber financiado hayan resuelto definitivamente los problemas de nuestra piedra. A la vista de las soluciones adoptadas en la fachada de la Universidad, que desde luego no voy a poner en duda pero estéticamente son más que discutibles, y que no es la primera intervención que un servidor ha visto en ese edificio, como pasa con el Palacio de Monterrey, la Casa de las Conchas y otros, diría que crear algo correctamente dotado de personal y medios para velar por nuestra piedra parece una inteligente iniciativa de futuro. La iniciativa de Podemos me sigue pareciendo adecuada y oportuna, y desde luego es un tema más que apropiado para que las Corte Regionales se ocupen de ello, y no voy a mencionar otros “grandes” temas que se han tratado ahí, si no ¿para qué queremos a las Cortes?.

La eterna restauración de la Plaza Mayor ¿corregirá esto en algún momento?