Lunes, 24 de julio de 2017

La felicidad (consulta de alguien que sufre)

Y...........¿algo que contarme sobre la SERENIDAD?

Te envío empáticamente los mejores ánimos, palabra que viene de ánima y se refiere al tono vital o humor, que es el fondo del mar de nuestro mundo emocional lleno de emociones fluctuantes (que serían las crestas de las olas) y de sentimientos (la interpretación emocional y mental de cómo nos va la vida y nos sentimos). Siguiendo la metáfora sería como si el mar tuviera conciencia de sÍ mismo  y se sintiera a veces “sin saber yo no sé cómo, desconociendo la causa”, otras “embravecido” y otras “sereno”, disfrutando de las olas que acarician la arena y las rocas. Un mar que intenta volver a la calma, cada vez que le azotan los vientos, tempestades o corrientes profundas difíciles de controlar.

Me haces preguntas difíciles, como el propio sentido de la vida, que desconozco, pero te respondo a vuela pluma y de forma esquemática. Tu, como buena docente, tacha o rellena lo que tu propio pensamiento te diga. Ya sebes: ¡atrévete a pensar! Y finalmente, como tienes que vivir, pregúntate como vale la pena vivir, ¿cuál es la vida buena?, como proponía Sócrates.

TRABAJO:

-Sin trabajo la especie humana desaparecería. Incluso los antiguos tenían que cazar o pescar. De forma que o vivimos de nuestro trabajo o del de los demás: seríamos unos gorrones. En el Génesis se dice que fue un castigo de Dios: “trabajaras con el sudor de tu frente”.

Por supuesto esta sociedad está llena de gorrones y personas que se aprovechan de nuestro trabajo. Otros lamentablemente no encuentran dónde trabajar.

-Deberíamos trabajar para vivir, no vivir para trabajar, como demanda la sociedad de mercado. Esta nos pide trabajar y consumir; como ves sus mandamientos se encierran en dos, como los de la Ley de Dios..

-Lo ideal es tener la fortuna o habilidad personal para disfrutar trabajando, o al menos, para que  el trabajo sea llevadero.  Y encontrar motivos para el esfuerzo que exija.

-Y mejor aun para tener el sentimiento y la interpretación de que nuestro trabajo es útil a los demás, cuidar y ayudar a los demás es bueno para el que lo hace, si no es en régimen de esclavitud. El médico de La Peste de Camus es un buen ejemplo.

SERENIDAD

Es la estabilidad emocional, con varias fuentes fundamentales: 

(a) La primera es, en gran medida, heredada: genes, hormonas (especialmente en torno a la menopausia –tenlo en cuenta si fuera tu caso-), base emocional heredada (humor, emociones y sentimientos, temperamento y personalidad). El mal tono vital, el descontrol emocional, la ansiedad, la depresión y la bipolaridad,  lo ponen muy difícil

(b) La socialización: historias de apego y amistades, que pueden ayudarnos a sabernos valiosos y sentirnos seguros o lo contrario. Aprender a intimar y amar, que junto al trabajo es el secreto de la vida buena según Freud o Voltaire, ya ves.

(c) La  interpretación positiva o negativa del mundo, la vida y las relaciones. Ser biófilo, amante de la vida, es un factor importante, para uno mismo y para los demás.

(d) La interpretación positiva de la propia biografía personal: reconciliarse con ella y sentirse libre para gestionarla es fundamental.

(e) La  ausencia  de problemas de salud dolorosos o que amenacen la vida.

(f) No tener problemas económicos, laborales, sexuales y amorosos, con los hijos o la familia de origen, etc.

(g) Haber adquirido autodisciplina y estoicismo vital o tener creencias religiosas esperanzadoras, etc.

Podría seguir, hazlo tu misma

Un abrazo y mi empatía, espero que te llegue.

Félix López