Lunes, 20 de noviembre de 2017

Continúan activos los incendios en la Sierra de Béjar con cientos de hectáreas arrasadas

El alcalde de Candelario indica a los vecinos que se abastezcan de agua ante la posibilidad de que las cenizas afecten al acuífero tras las previsibles lluvias

Las llamas alcanzaban durante esta noche el pinar de la Garganta del Oso

Cientos de hectáreas aparecen arrasadas después de casi 30 horas de fuego. Ese es el balance provisional de los tres incendios que se declaraban ayer miércoles en la Sierra de Béjar, concretamente en el término municipal de Candelario, y de los que se sospecha han sido intencionados por intereses ganaderos. Cuando son las nueve de la noche de este jueves, las llamas alcanzan ya el pinar de la Garganta del Oso, un lugar de gran valor medioambiental, así como el ‘Lao Moreno’ después de un cambio de dirección del viento. 

Efectivos aéreos y terrestres de la Junta de Castilla y León, Diputación de Salamanca y Guardia Civil vienen trabajando en las labores de extinción desde las cuatro de la tarde de ayer miércoles sin demasiado éxito. El motivo principal, las fuertes rachas de viento reinante durante toda la jornada, que han facilitado que las llamas hayan asolado el paraje comprendido entre la Peña de los Quintos y la Fuente de la Goterita. Sobre el mediodía de hoy se calculaban más de 500 hectáreas arrasadas por el fuego.

Entre los vecinos del lugar el origen de las llamas está claro, tras el fuego nace pasto tierno donde había maleza, aunque saben que “se les ha ido de las manos porque contaban con la lluvia prevista para este jueves, pero no ha llovido y además ha tirado mucho aire”, lamentan.

Así las cosas, los niños participantes en una nueva jornada del programa Bautismos Blancos, de la Diputación, abandonaban la estación de esquí de La Covatilla ante la estampa de las llamas en el horizonte, y el alcalde de Candelario, Pablo Antonio Hernández, se dirigía a los vecinos con un bando para indicarles que se provean de agua.

En el comunicado, el alcalde candelariense señala que ante “los lamentables incendios ocurridos en nuestro término en la tarde de ayer y mañana de hoy, y ante las previsibles lluvias que se anuncian para esta noche”, resulta probable que el agua de abastecimiento a la población se vea “afectada por las cenizas y restos del incendio”, por lo que ruega a los vecinos que se provean con anterioridad de agua, así como la conveniencia de beberla embotellada.