Sábado, 22 de julio de 2017

El Correo electrónico Web, o WebMail

La mayoría  de los internautas usan hoy en día una cuenta de correo web, pero ¿conoces sus  ventajas e inconvenientes?

Webmail o correo web en Salamanca RTVALDía

En el artículo anterior de To Web Or Not to Web, explicamos las características del correo POP. Hoy hablaremos del correo web, también llamado webmail:

Configuración de una cuenta de correo web

Existen varias empresas que ofrecen servicio gratuito de correo web, como gMail, Hotmail (ahora Outlook), Yahoo. En todas ellas, para conseguir tu cuenta de correo primero debes registrarte en su servicio.
Tu correo tendrá una dirección del tipo tunombre@gmail.com, tunombreyapellidos@hotmail.es, etc.
Aunque también muchos servidores de alojamiento (hosting) de pago te ofrecerán la posibilidad de acceder vía web a tu correo bajo tu propio nombre de dominio (p.ej. info@tuempresa.es).
Sea gratis o de pago, para acceder a nuestro correo vía web, debemos conocer la dirección de la página web del servicio, nuestro nombre de usuario (buzón) y la contraseña. Y accederemos desde cualquier navegador de páginas web.

El Correo Web

Hoy en día, es más popular entre los particulares que entre las empresas o negocios, que prefieren usar su nombre de dominio para dar más confianza a sus clientes. ¿No resultaría sospechoso recibir un correo de tu banco desde una dirección como bancobbva@gmail.com? Con toda seguridad, se trataría de un intento de fraude. Sin embargo, si te lo envían desde clientes@bancobbva.es, tiene un aspecto mucho más fiable.
El correo web está más indicado para ser utilizado cuando no estamos en casa (ni en el trabajo), es decir, en un ordenador de un lugar con acceso a Internet, como la casa de un conocido, una biblioteca o cualquier lugar público, en el que no queremos dejar guardados nuestros datos de acceso (usuario y contraseña).
El envío y recepción de correo, así como otras tareas, se realizan visitando la página web del servicio, donde teclearemos nuestro nombre de usuario y contraseña antes de poder acceder a nuestro buzón. Así pues, basta una conexión a Internet y un programa navegador de páginas web, como Chrome, Firefox, Internet Explorer, Safari u otros.
El correo web es más lento que el POP porque requiere visitar unas páginas web, y cada paso que das requiere cargar una nueva página web, algo que no ocurre con un programa de correo POP.
En ocasiones los servicios gratuitos de correo web están saturados, y además, pueden mostrar publicidad para rentabilizar sus costes, lo que ralentiza su manejo.
A cambio, nos permite mayor movilidad, ya que podemos enviar y recibir nuestro correo desde cualquier ordenador conectado a Internet. En general, es buena idea disponer tanto de una cuenta de correo POP y otra Web. La POP para temas profesionales o personales más serios, y la Web para ocio, suscripciones a boletines, o como complemento de la principal.

¿Dónde se almacenan los mensajes en el correo Web?

En este caso, los mensajes recibidos no se almacenan en el ordenador desde el que accedes a tu correo, sino que quedan grabados en el servidor, y, cuando lees el correo estás viendo una copia. Del mismo modo, al enviar un mensaje, queda una copia en el servidor, bajo una carpeta llamada “elementos enviados” (o similar). Es lo que se suele llamar un “servicio en la nube”.
De este modo, siempre puedes consultar tu correspondencia de ambos sentidos, estés donde estés, sólo con que tengas una conexión a internet y un navegador web.

Leer más artículos sobre Internet e Informática en general

 

Fernando Sánchez Gómez
Diseño Web Global

Cliparts: www.freepik.es