Lunes, 18 de diciembre de 2017

La Policía de Múnich descarta vínculos con el Daesh y apunta a “acto de locura”

El autor de la matanza, un joven germano-iraní que nació y creció en la capital bávara, abrió fuego de forma indiscriminada a las puertas de un centro comercial dejando nueve muertos, seis de ellos menores, y 27 heridos

La ciudad alemana de Múnich trata de regresar a la normalidad después de que un joven germano-iraní de 18 años desatara el caos en la capital bávara tras abrir fuego de forma indiscriminada contra los clientes de un centro comercial y suicidarse después. El ataque causó nueve muertos, entre ellos seis menores (dos de 15 años y tres de catorce), un joven de 19, otro de 20 y uno de 45 años. El ataque dejó además a 27 personas heridas, 10 de ellas de gravedad y entre ellas un niño de 13 años. Otras 17 presentaban heridas leves, cuatro de ellas por arma de fuego.

Según han explicado las autoridades locales de Múnich en rueda de prensa ofrecida este sábado, el autor de la matanza era un joven de origen iraní que había nacido y crecido en la ciudad de Múnich. El joven portaba una pistola Glock 17 con el número de serie limado y en el cargador quedaba aún munición. Según han especificado, junto al atacante se halló asimismo una mochila con un gran número de balas que, según la policía, le habrían permitido la posibilidad de efectuar hasta 300 disparos más.

La Policía ha registrado asimismo el domicilio del atacante, que vivía con sus padres y su hermano en Múnich. En el registro de su habitación, la policía no ha hallado ningún indicio que lo relacionara con el terrorismo yihadista, aunque sí encontró artículos sobre actuaciones policiales en casos de actos de locura e investigan si sufría problemas psiquiátricos por los que hubiera recibido tratamiento. "Aún tenemos que estudiar todos los datos, pero es probable que estemos ante un hecho relacionado con actos de locura", ha señalado el portavoz de la Fiscalía de Múnich durante la rueda de prensa ofrecida. La investigación continúa con el interrogatorio de las personas de su entorno.

Un "lobo solitario" inspirado en Anders Breivik

La matanza perpetrada en Múnich coincide además con el quinto aniversario de ataque perpetrado en Noruega por Anders Breivik, un "lobo solitario" fascista e islámobo que el 22 de julio de 2011 realizó un atentado bomba con 8 muertos y una posterior masacre de 69 jóvenes en un campamento de verano en la isla de Utøya.

Algunos medios alemanes relacionaron la masacre de Múnich con el aniversario de la perpetrada en Noruega, una relación que las autoridades alemanas consideran obvia tras descubrir que el joven atacante del centro comercial se había informado sobre actos de locura perpetrados en los últimos años.

Terror en el centro de Múnich

El ataque activó la alerta antiterrorista y paralizó durante horas la ciudad alemana, donde las fuerzas de seguridad tomaron las calles, dejaron de funcionar los transportes públicos y se instó a los ciudadanos a permanecer en sus casas. Entre los muniqueses, se desató una ola de solidaridad y a través de las redes sociales muchos ofrecieron sus casas para alojar a los ciudadanos atrapados en los alrededores del lugar del ataque.

El día después de la matanza, la presencia policial sigue siendo fuerte en los alrededores, aunque la alarma antiterrorista se desactivó a medianoche.El transporte público funciona con normalidad y en las proximidades del centro comercial algunos ciudadanos han comenzado a depositar flores y encender velas en memoria de los fallecidos. El primer ministro bávaro, Horst Seehofer, ha ordenado izar las banderas en Baviera a media asta.

El tiroteo se originó en una hamburguesería junto al centro comercial de Olympia y luego continuó en los alrededores de la gran superficie. En un primer momento y citando a tres testigos consultados por el Cuerpo de Seguridad Nacional, se dijo que tres hombres armados estaban involucrados en el ataque y que se habían dado a la fuga. Horas después la Policía confirmaba que el autor de los hechos "habría actuado en solitario". El cuerpo del joven, que usó una pistola en su ataque, fue hallado en una calle aledaña del centro comercial donde se produjo el tiroteo, con signos claros de suicidio, confirmaba en rueda de prensa esta madrugada el jefe de la policía local, Hubertus Andrä.

Un joven tranquilo

En un vídeo que circuló por las redes sociales se escucha decir el autor del tiroteo que es alemán, que nació en el país y que vive en una zona con alto porcentaje de receptores de ayuda social. Según informaciones del canal privado de noticias n-tv, los vecinos describen al autor del tiroteo como un joven tranquilo que trabajaba ocasionalmente como repartidor de periódicos y con pocos contactos.

Cabe recordar que el pasado lunes un solicitante de asilo atacó a los pasajeros de un tren con un hacha. Cinco personas resultaron heridas, en concreto cuatro turistas chinos de Hong Kong en un tren y una transeúnte. El grupo yihadista Daesh reivindicó este ataque, el primero reconocido por esta organización en Alemania. El gobierno alemán duda, en cambio, de que el Daesh encargara el atentado.

Fuente El Norte de Castilla