Jueves, 14 de diciembre de 2017

¡A San Agustín venimos…!

Alumnos y profesores de La Escuela de Tauromaquia se suman a la actividad del Campus de Verano del Colegio San Agustín

Escolares "sanfermineros" del Colegio Sabn Agustín con el equipo de la Escuela de Tauromaquia | Raquel Zurdo

"¡A San Agustín venimos... porque es nuestro patrón...!" Así cantaban un año más los alumnos del Campus estival de inglés del Colegio San Agustín este miércoles para celebrar sus particulares ‘sanfermines’ o ‘sanagustines’, como ellos presumen decir.

Con el tradicional cántico al santo, se daba el pistoletazo de salida a un encierro breve y sin ningún tipo de incidencia que terminó en la “plaza”, donde los más peques pudieron hacer sus pinitos en el mundo de los recortes a los toros.

De la mano de los profesores de la prestigiosa Escuela de Tauromaquia de la Diputación Provincial de Salamanca, los niños del Campamento de Verano del Colegio San Agustín han aprendido los conceptos básicos del mundo del toro en el campo y en la plaza, el importantísimo ecosistema de la dehesa salmantina en la economía provincial, el arte del toreo y la pasión por una de las fiestas más arraigadas de nuestra provincia y España. Pero sobre todo se han divertido. Una mañana en la que se han subrayado los aspectos que sustentan a la atauromaquia: Tradición y fiesta, arte y naturaleza, destreza y valentía, preparación física y concentración, cultura y medio ambiente, riqueza de lenguaje.

Chupinazo

El Campus de inglés se convirtió este miércoles 20 de julio en una marea blanca y roja para celebrar los Sanfermines, en este caso los “Sanagustines”. Las pistas y espacios verdes y deportivos del centro se transformaron para vivir una de las fiestas y tradiciones más esperadas, cantando, gritando, saltando. No faltó de nada: el chupinazo (¡Agustinos, viva san Agustín!), el pañuelo rojo, la indumentaria blanca, el patrón (San Agustín), la canción (“A San Agustín (Fermín) pedimos, por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro, dándonos su bendición”), el encierro, las peñas (los pequeños, medianos y grandes), y por último, el “pobre de mí”.

Las toras

El taller de tauromaquia contó con la presencia de uno de los directivos de la Escuela, el torero José Ramón Martín y varios alumnos del centro taurino que ya apuntan maneras: Pablo Sánchez Jaramillo, Ismael Martín Mora y Antonio Zurdo Vela.

José Ramón Martín ha explicado a los alumnos del campamento lo que hacen los chavales en la Escuela, cómo entrenan o como se llaman los trastos entre otras cuestiones.

Antes del  toreo de salón con las “toras” (las cabezas de toros transportables), ha llegado el momento cumbre de la jornada, donde ha estallado la alegría colectiva: el encierro alrededor del colegio, por los carriles de sombra, así como el posterior toreo en las pistas rojas.

Taller de experimentos

Posteriormente, los escolares han disfrutado de un divertido taller de experimentos químicos de la mano de un gran especialista, Ángel Verdejo, del El Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA) es un Instituto propio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Crónica y reportaje gráfico: Raquel Zurdo