Sábado, 16 de diciembre de 2017

Iberdrola obtiene un beneficio neto de 1.457 millones de euros

La evolución de los negocios permite a la compañía confirmar su previsión de crecimiento de resultados para final de año

Ignacio Galán, el salmantino que preside Iberdrola

Iberdrola ha obtenido un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 3.892,1 millones de euros en el primer semestre de 2016, un 1,4% más que en el mismo periodo del año anterior. Si no se tienen en cuenta los factores atípicos y el efecto del tipo de cambio, este concepto se ha incrementado un 5,8% durante los primeros seis meses del año.

Esta evolución resulta especialmente significativa frente al descenso del 6% que el Ebitda de Iberdrola había registrado en el primer trimestre. Se pone así de manifiesto que la compañía está cumpliendo su previsión de ir corrigiendo a lo largo del ejercicio el efecto de los impactos atípicos de los tres primeros meses del año.

Del importe total de Ebitda, prácticamente las tres cuartas partes -74%- proceden de negocios regulados o con contratos de venta de energía a largo plazo: redes (48%), renovables (21%) y generación regulada (5%).

El beneficio neto recurrente ha alcanzado los 1.427 millones de euros hasta junio, un 13,8% más que en el primer semestre del ejercicio anterior. Esto ha sido posible, fundamentalmente, gracias a la buena evolución operativa de los negocios -el margen bruto aumenta un 2,1% hasta 6.776,3 millones de euros- y a la reducción del gasto financiero -un 30,3% menos que en el primer semestre de 2015-.

El beneficio neto ha ascendido a 1.456,7 millones de euros, un 3,3% menos que en el primer semestre de 2015. Excluyendo el impacto extraordinario contabilizado en 2015 como consecuencia de la reversión de una provisión fiscal por la tasa de foralidad, el beneficio neto del grupo ha aumentado un 13%.

El flujo de caja operativo (FFO) se ha situado en 3.226,8 millones de euros, con lo que se incrementa un 6,5% respecto a los seis primeros meses del ejercicio anterior.

Esta cifra supera a las inversiones, que han aumentado un 42,7%, hasta situarse en 1.859 millones de euros. De esta cantidad, un 68% se ha destinado a proyectos de crecimiento y un 82% a negocios regulados.

Iberdrola mantiene además su compromiso con la eficiencia: en términos homogéneos -excluyendo los costes derivados de la integración de UIL Holdings Corporation- el gasto operativo neto se ha reducido un 1% entre los meses de enero y junio.

Perspectivas 2016-2020

Iberdrola ha continuado avanzando en la ejecución de sus Perspectivas Estratégicas 2016-2020 durante el primer semestre del año, con casi 5.000 nuevos megavatios (MW) de capacidad en construcción.

En el área de redes, destaca la aprobación del nuevo marco retributivo en España y la aprobación de tarifas en el Estado de Nueva York. También se ha presentado la propuesta de marco tarifario eléctrico en Connecticut. Además, Iberdrola tiene en construcción cuatro proyectos de transporte: Metro-North Railroad (Connecticut), Coopers Mills (Maine), Rochester Area Reliability Project (Nueva York) y Lewiston Loop (Maine).

En el negocio de renovables, destaca el avance de la empresa en sus proyectos eólicos marinos: el parque de Wikinger, en aguas alemanas del mar Báltico y con 350 MW de potencia, ya tiene la mitad de sus cimentaciones instaladas. Para East Anglia One, en el mar del Norte y con una potencia de 714 MW, ya se ha firmado el contrato para el suministro de turbinas -con Siemens-.

En lo que se refiere a la generación regulada de México, Iberdrola cuenta con 2.564 MW en construcción, de los cuales 673 MW entrarán en funcionamiento a lo largo del segundo semestre del año. Cuando se hayan finalizado todos los proyectos en curso, algo previsto para 2018, la potencia del grupo en el país ascenderá a 8.000 MW.  

Resultados por negocios: redes, el área que más crece

El Ebitda de Iberdrola para el primer semestre del año ha ascendido a 3.892,1 millones de euros, un 1,4% más. Excluyendo factores atípicos y el efecto del tipo de cambio, el aumento del Ebitda ha sido del 5,8%.

Por negocios, redes ha registrado un Ebitda de 1.894,5 millones de euros, un 4,3% más. Destaca el buen comportamiento en Estados Unidos, con una mejora del 36,2% hasta los 550,2 millones de dólares, y de España, donde el Ebitda se ha situado en 783,9 millones de euros, un 3,5% más.

En Reino Unido, el Ebitda de esta área ha alcanzado los 404,5 millones de libras (-2%), mientras que en Brasil ha sido de 386,8 millones de reales (-12,1%).

Generación y comercial ha alcanzado un Ebitda de 1.226 millones de euros. Esto supone un 3% menos, en contraste con el descenso del 18,1% registrado en el primer trimestre, con lo que se va corrigiendo el efecto negativo de los impactos atípicos de comienzos de año.

En España, ha descendido un 2,5% hasta los 756,3 millones de euros, con un aumento de la producción del 22% que no llega a compensar los menores resultados procedentes del negocio de gas.

En Reino Unido el Ebitda de este negocio se ha situado en 205,9 millones de libras (+1%), con una mejora de la producción de gas y menores costes y un descenso de la demanda, acompañado del aumento de costes no energéticos. En México, ha alcanzado los 235 millones de dólares (-7,9%), debido a las menores tarifas, si bien se espera que se recupere a lo largo del año.

Renovables ha obtenido un Ebitda de 836,5 millones de euros, un 3% menos, debido principalmente a la menor producción en Reino Unido. Destaca especialmente el buen comportamiento del negocio en España, con una mejora de su Ebitda del 22,7%, hasta los 319,7 millones de euros, impulsada por un aumento de la producción del 7%.

También las renovables de Estados Unidos han evolucionado de forma positiva, hasta registrar un Ebitda de 311 millones de dólares, un 3,9% más, con un incremento de la producción del 10,3%. En Reino Unido, sin embargo, ha descendido la producción un 26,2%, situándose el Ebitda en 116,6 millones de libras (-34,4%).

En Latinoamérica y el resto del mundo, el negocio renovable ha presentado un Ebitda de 36,8 millones de euros (-2,2%) y de 49,9 millones de euros (-4,4%), respectivamente.

AVANGRID, filial americana de Iberdrola, ha obtenido un beneficio neto ajustado de 295 millones de dólares en el primer semestre del año, un 45% más respecto al mismo periodo del año anterior. Su Ebitda ajustado se ha situado en 1.048 millones de dólares, lo que supone un aumento del 9%[1].

La compañía ha experimentado una revalorización del 27% desde su debut en la Bolsa de Nueva York en diciembre de 2015 y alcanza ya una capitalización de alrededor de 14.200 millones de dólares. En este contexto, ha aprobado ya el pago de un tercer dividendo con cargo a 2015 de 0,432 dólares por acción, que se hará efectivo el próximo 3 de octubre.

Solidez financiera y cómoda posición de liquidez

Iberdrola ha continuado manteniendo un sólido balance durante el primer semestre del año. La deuda financiera neta se sitúa en 27.978 millones de euros, reduciéndose en 576 millones de euros en términos proforma (incluyendo UIL Holdings) respecto al mismo periodo de 2015. El apalancamiento del grupo se mantiene estable, hasta situarse al cierre de junio en el 41,4%.

Todo ello tiene su reflejo en la mejora de los ratios financieros. Si se considera la contribución que habría tenido AVANGRID entre julio de 2015 y junio de 2016, el ratio deuda neta/Ebitda se sitúa en 3,6 veces; la relación entre los fondos generados en operaciones (FFO) y la deuda neta sería del 22,4% y el ratio flujo de caja retenido (RCF)/deuda neta alcanzaría el 19,7%.

Iberdrola ha mantenido también una cómoda posición de liquidez que, al cierre del segundo trimestre, supera los 9.500 millones de euros. El vencimiento medio de la deuda se sitúa en 6,2 años. 

Dividendo social de Iberdrola

Iberdrola ha continuado contribuyendo al desarrollo económico y social de las regiones donde está presente durante el primer semestre del año.

La compañía ha realizado compras a 13.900 proveedores de todo el mundo por valor de 2.855 millones de euros. El grupo ha aportado además a las arcas públicas de los países donde opera 5.457 millones de euros en los últimos doce meses.

De esta cantidad, la mayor parte corresponde a España, donde Iberdrola ha contribuido con 3.437 millones de euros durante el último año: 1.536 millones de euros corresponden a cargas fiscales propias de la compañía y 1.901 millones de euros a impuestos recaudados.

Otro de los pilares con los que Iberdrola contribuye de forma directa al desarrollo económico y social es la creación de empleo. Durante el primer semestre del año, el grupo ha realizado 1.287 nuevas contrataciones.

La compañía confirma el crecimiento previsto para 2016

La evolución operativa del primer semestre permite a Iberdrola confirmar sus estimaciones de crecimiento para el final del ejercicio. Así, la empresa cumplirá su objetivo de que el Ebitda crezca alrededor de un 5%, a pesar del impacto del tipo de cambio y de los efectos atípicos. Además, la empresa espera que el beneficio neto experimente un incremento mayor.

Por negocios, Iberdrola prevé una mejora del área de redes. Para generación y comercial se espera un incremento o mantenimiento de sus resultados, mientras que renovables se mantendrá en los niveles de 2015.

Todo ello será posible gracias a la gestión desarrollada por la compañía, caracterizada por la anticipación y la previsión. Esto permitirá que los resultados del ejercicio no se vean afectados por factores como el resultado del referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea.

En este sentido, cabe destacar que la gran diversificación geográfica -y por tanto de divisas- de Iberdrola compensará el posible impacto del nuevo entorno en Reino Unido. Además, el 100% del beneficio neto para 2016 cuenta con coberturas contra las fluctuaciones del tipo de cambio.

Resumen de la conferencia con analistas tras la presentación de resultados (19 Kb)