Viernes, 15 de diciembre de 2017
Bracamonte al día

“Crear no es copiar, esa es mi base y el concepto sobre el que baso mi existencia”

PEÑARANDA | El conocido y querido Chef apuesta porque la hostelería junto al Ayuntamiento den un impulso a las Ferias y Fiestas y plantea un cambio en las fechas que podrian mejorar tanto la afluencia de turistas como la economía
Helio Flores capitanea un potente equipo gracias al cual se pone en marcha cada día el Laboratorio Gastronómico Los Álamos

Creativo, ingenioso, arriesgado, en constante aprendizaje y evolución… Así podríamos seguir mucho más si de lo que se trata es de definir a Helio Flores y al equipo de profesionales que conforman el Laboratorio Gastronómico Los Álamos, una incansable lucha en el día a día por ofrecer lo mejor de ellos mismos a cada uno de sus clientes, algo que ha llevado al capitán de este imaginativo proyecto a ser conocido por su sorprendente cocina, y querido por su talante personal, a nivel nacional e internacional.

Peñaranda es una de las referencias gastronómicas de la provincia y en Castilla y León, ¿por qué cree que nuestra marca es tan distintiva?

“Peñaranda es un gran potencial en despensa porque es un punto de encuentro muy importante. Tenemos toda la parte del cerdo ibérico, del lechal, el cultivo de cereales, en todo esto nuestra comarca es un gran potencial por lo que creo que somos referente a nivel nacional, nos conocen muy bien dentro y fuera de nuestras fronteras”.

¿Ha habido evolución en la gastronomía peñarandina en los años o necesita un empujón?

“Es complicado responder a esta pregunta, pero creo que poco a poco evoluciona. Peñaranda no necesita un empujón, necesita una liberación de pensamientos…, hay gente muy válida y mucho emprendedor atado, y necesitan libertad… Me recuerda a los caballos de carreras, a veces necesitamos soltar riendas. Creo que debes sentirte libre en lo que haces y creer en ello con tantas ganas como ilusión”.

¿Cómo surgió la idea del Laboratorio Gastronómico?

“Surge en Madrid en el salón de Gourmet. Queríamos hacer una tapa sencilla y original, estaba por allí un diseñador y nos encontramos con él ofertándonos una nueva idea. A partir de ahí empezamos a diseñar cómo queríamos que fuera este nuevo local. ¿Qué puede encontrarse el cliente en el Laboratorio? Pues sobre todo sorpresas desde la entrada…, como el menú dentro de un tubo de ensayo, tomarte un café y que el azúcar simule un sobre de medicamento…, y en cuanto a cocina, hay un equipo de gente que hace cosas maravillosas. Pero sin duda lo que define y determina al laboratorio gastronómico de Los Álamos es que no nos quedamos parados, aquí hacemos cosas nuevas continuamente. Los menús preconcebidos para eventos no nos gustan, hacemos carta día a día casi a papel y boli… Vas al mercado y ves productos que te gustan y sin más reinventas los platos y la cocina… Esta es la base fundamental sobre la que baso mi profesión y mi vida. Somos unos grandes privilegiados por poder hacerlo cada día”.

¿Qué próximos retos se plantea?

“Pues un reto es replantear las Ferias y Fiestas. Creo que es una pieza fundamental del calendario para todos y creo también que hacerlas a finales o mediados de agosto perjudica a la hostelería, por eso desde el lado del gremio peñarandino deberíamos dar un impulso y proponer que se lleven a cabo a principios de mes. Nos aseguramos el buen tiempo y la afluencia de visitantes, ya que no las haríamos coincidir con las fiestas de la comarca, uno de nuestros grandes valores y en la que nos apoyamos a diario. A nivel nacional e internacional imagino que no para… Pues a nivel internacional hacemos cosas, aunque no presenciales. Rusia tiene cerradas sus fronteras, por lo que no estamos de manera presencial y estamos enviando recetas desde aquí para su desarrollo. Pero fundamentalmente mi actividad está centrada ahora en Madrid, participando en presentaciones y eventos en los que hemos elaborado tapas y cócteles en vivo… Y en Salamanca estamos promoviendo la Escuela de Hostelería de Santa Marta, una de las punteras dentro del universo culinario a nivel nacional”.

¿Cómo se define Helio Flores?

“En lo gastronómico diría que puedo ser capaz de hacer lo imposible y capaces de no hacer lo posible…, pero sí tengo claro que crear no es copiar, esa es mi base y el concepto sobre el que baso mi existencia. Nunca estudié algo relacionado, pero me ha acompañado la creatividad y esto, con esfuerzo, tesón y ganas te ayuda a formarte personal y profesionalmente, así he sido desde que empecé en 1992. Soy un orgulloso hostelero y sé que no valgo para ser otra cosa porque disfruto con ello cada día”.