Domingo, 17 de diciembre de 2017

Fomento impulsa la promoción de viviendas protegidas en régimen de alquiler

El consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones y la ministra Ana Pastor firman un convenio en Valladolid

Ana Pastor, ministra en de Fomento en funciones, junto al consejero y el alcalde de Valladolid. FOTO: EL NORTE DE CASTILLA

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, junto con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, han firmado hoy un convenio para la promoción pública de viviendas protegidas en régimen de alquiler en Castilla y León, que tiene por objeto la construcción de 63 viviendas, destinadas al arrendamiento social, en el antiguo cuartel de la Guardia Civil de Puente Colgante, en Valladolid. El importe total de la edificación ascenderá a 4.951.711 euros, de los que 3.768.461 euros los aportará la Junta de Castilla y León (el 76,1 %), y 1.183.250 euros, el Ministerio de Fomento (el 23,9 %).

De las 63 viviendas protegidas, 32 de ellas se calificarán como viviendas de alquiler social para albergar a unidades familiares con ingresos totales, sin suelo, de hasta 1,2 veces el IPREM, y 31 de ellas como viviendas de alquiler protegido para aquellas unidades con ingresos totales entre 1,2 y 3 veces el IPREM, que actualmente se sitúa (1 IPREM) en 7.455,14 euros al año. 

El conjunto de los ocho edificios, construidos en 1.949, situados en las calles Puente Colgante, Avenida Reyes Católicos y Juan Sebastián Elcano, y destinados en su día a albergar el antiguo cuartel de la Guardia Civil, cuenta con una superficie construida de 8.019 metros cuadrados y fue desalojado definitivamente el pasado año, a raíz de su declaración de ruina.

Con la nueva edificación se construirán ocho viviendas de un dormitorio, cuatro de dos, y 51 de tres habitaciones, algunas de ellas, adaptadas para personas con discapacidad.  

Estas actuaciones se enmarcan dentro del convenio suscrito el pasado 28 de agosto entre la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el Ministerio de Fomento para la ejecución del Plan Estatal de Fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbanas 2013-2016.

El fomento del mercado del alquiler permite, por una parte, un acceso a la vivienda flexible, adaptándose a las necesidades de las familias en situaciones que pueden ser coyunturales o no permanentes o estables, posibilitando que ante cualquier cambio personal, social, laboral o económico puedan cambiar fácilmente de domicilio.

Con esta nueva incorporación de viviendas, el Parque Público de Vivienda en Alquiler de la Junta de Castilla y León se incrementará en 63 viviendas más. Actualmente, dispone de 1.451 viviendas, pues a las 1.100 viviendas aproximadamente que tenía el parque al inicio de la legislatura, se sumaron 103 viviendas procedentes del parque en venta; otras 100 procedentes del convenio de colaboración firmado con la Sareb, que están ya todas en posesión de la Junta (y se trabaja ya en otras 35 posibles); otras 12 viviendas en distintos municipios de Palencia y Burgos incluidas en el programa Rehabitare (viviendas de propiedad de ayuntamientos que rehabilita y rehabilitará la Junta para destinarlas al alquiler social y que está previsto extender a todas las provincias de Castilla y León hasta un total de entre 54 y 63 viviendas en la legislatura); y las 136 viviendas de protección pública desocupadas, propiedad de Somacyl, que se incorporaron la semana pasada en régimen de alquiler con opción a compra.

Todo ello en ámbito de las líneas de actuación de la política de vivienda de la Junta de Castilla y León, marcadas por el consenso en el Consejo del Diálogo Social con sindicatos y patronal.