Viernes, 15 de diciembre de 2017

CGT denuncia la “grave situación laboral” de la plantilla de una empresa de telemárketing

Los trabajadores presentan una denuncia por las condiciones en las que trabajan por las altas temperaturas en las instaciones de Cofre Online
Denuncia por las altas temperaturas en las instalaciones de la empresa

El Sindicato de Oficios Varios de CGT Salamanca ha denunciado la “grave situación laboral, de extrema urgencia, que están sufriendo los trabajadores y trabajadoras de la plantilla de la empresa de telemárketing Cofre Online L.T.D., que comercializa servicios de Jazztel, debido a las altas temperaturas que tienen en el centro de trabajo”.

La Inspección de Trabajo, aseguran, es “conocedora de dicha situación desde hace meses, puesto que ha recibido diversas denuncias sobre unas condiciones que se vienen repitiendo en el tiempo” . Así, señalan que el pasado 15 de abril se recibió una denuncia anónima en la Inspección de Trabajo, en la que se hacía referencia a las altas temperaturas que se soportaban en el centro de trabajo. El 30 de junio, se realizaron mediciones de temperaturas (había entre 33 y 40 grados, cuando según el Real Decreto 486/97-anexo III deben ser entre 17 y 27 grados para trabajos sedentarios y de oficina) en el centro, por parte de la Inspección, y se instó a la empresa a solucionarlo lo antes posible. Como la solución no se llevaba a cabo, varios trabajadores pusieron de nuevo denuncias en la Inspección de Trabajo la primera semana de julio.

“El culmen de esta situación se ha dado hace unos días, con las subidas de temperaturas en la ciudad. Ayer 11 de julio, CGT ha presentado una nueva denuncia en Inspección de Trabajo tras vivirse una jornada en la que las temperaturas rondaban los 40 grados; y en la que los trabajadores y trabajadoras sufrieron mareos y golpes de calor”.

“A las precarias condiciones de trabajo: contratos mensuales; ausencia de pausas, descansos y vacaciones; horarios flexibles con pocos días de libranza y horas extras que no se pagan... ahora hay que sumar unas condiciones infrahumanas e insalubres”. “La plantilla trabaja en espacios reducidos,con equipos informáticos que emiten calor, hacinados y sin la correcta ventilación. Se corre el riesgo de sufrir desmayos, lipotimias, mareos, dolores de cabeza, bajadas de tensión y golpes de calor. Algunos de esto síntomas ya se han sufrido”.

Este martes, además, los trabajadores han presentado una nueva denuncia ante el Juzgado de Instrucción de Guardia para pedir una solución a estas condiciones.