Lunes, 18 de diciembre de 2017

Los nuevos paneles solares, 100% vegetales

Una solución que supondrá una alternativa barata y fácil a las células solares utilizadas en los paneles tradicionales
La energía final se obtiene imitando el proceso de fotosíntesis

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos han desarrollado un proyecto increíble, paneles solares hechos con pasto. Dicho organismo trabaja para hacer de la idea una realidad.

Pretenden que los nuevos paneles generadores de energía tengan mejoreficiencia en absorción y reduzcan el coste, un coste que resulta importante debido al empleo de alta tecnología en los paneles tradicionales, lo cual limita el uso en gran parte del planeta que no cuentan con los recursos económicos suficientes para costearlos.

La nueva solución busca llegar a todos aquellos rincones y aumentar el acceso al recurso de la energía utilizando solo pasto, hierba o incluso otro tipo de residuos agrícolas. La energía final se obtieneimitando el proceso de fotosíntesis. Los expertos van más allá, el siguiente paso es lograr que cualquier persona pueda hacer sus propios paneles solares a costes casi irrisorios. Aunque cueste trabajo asimilarlo el objetivo final es poder cosechar tus paneles solares.

Actualmente la mayoría de las empresas, en todo tipo de sectores, trabajan para reducir al máximo el consumo de energía y disminuir así el derroche económico que supone para muchas compañías. Por eso, tratan de instalar energías limpias y entre ellas la más habitual, la solar. Cambiar los paneles tradicionales por otros realizados simplemente por pasto sería una revolución sin precedentes en la generación de energías renovables, suponiendo una reducción máxima en los costes que actualmente supone adquirir un panel solar de alta tecnología.

Este nuevo avance supondría aminorar los costes de los materiales, mejorar la eficiencia energética y haría del proceso de obtención de energía solar una tarea más barata. La idea surgió a raíz de una pregunta cuya respuesta parece obvia, ¿Quién aprovecha mejor la energía solar?, las plantas, nada aprovecha y absorbe mejor el sol que las plantas.

Así que pusieron manos a la obra y desarrollaron una tecnología combinando pasto u otros residuos agrícolas, un polvo estabilizador de óxido de zinc, oxido de titanio y un vidrio o metal como sustrato y así lograron imitar a la fotosíntesis.

¿Cómo funcionarán?

Aún es pronto para determinar su metodología de uso y que apariencia final tendrá el nuevo panel solar. La manera de fabricar y vender estos productos cambiará, literalmente los paneles solares podrían ser empacados en bolsas pequeñas y enviarlas a los clientes que quieran hacer sus propias placas en casa.

Según Andreas Mershin, uno de los investigadores del MIT en este proyecto, “la gente será capaz de mezclar todo y crear una pintura que puede ser aplicada al techo de su vivienda”.

La eficiencia actualmente es pequeña, pero mejorará. Teniendo en cuenta los escasos recursos que se necesitan, cuando los investigadores consigan aumentarla será todo un éxito.

Además, los investigadores del MIT han descubierto la manera de estabilizar químicamente las estructuras internas de las células vegetales que realizan la fotosíntesis, sobre un sustrato que crea la corriente eléctrica cuando se expone a la luz, con materiales sencillos de conseguir. Esta célula aísla moléculas, y gracias al polvo de estabilización, permite el flujo de la electricidad.

Fuente El Norte de Castilla