Lunes, 18 de diciembre de 2017
La Sierra al día

El Ayuntamiento inicia una campaña de concienciación sobre la limpieza urbana

LA ALBERCA | El equipo de gobierno municipal denuncia el vertido incontrolado de escombros en los contenedores de basura doméstica de la localidad
Estado de algunos contenedores de basura en La Alberca. FOTO : Ayuntamiento

"Una auténtica vergüenza". Así ha calificado el Ayuntamiento de La Alberca el abandono incontrolado de desperdicios y escombros en algunos rincones de la localidad. En un comunicado, también transmitido en formato de bando municipal a vecinos y visitantes, el consistorio de la localidad ha querido mostrar su malestar por algunas actitudes incívicas del vecindario y su compromiso con el medio ambiente.

"Nos han llamado la atención sobre los escombros, mobiliario, cartones, plásticos y vidrios que indebidamente aparecen en los contenedores de la basura. Es algo que no se puede consentir, no solo por el coste que debemos asumir todos los vecinos por la recogida de estos residuos, que algún vecino sin conciencia ha dejado abandonados, sino por el impacto ambiental que supone"

Al mismo tiempo el Ayuntamiento ha anunciado que ya se ha realizado por parte del ente municipal la limpieza de todos los contenedores al mismo tiempo que se pide "colaboración para hacer un buen uso de ellos".

"El no cumplimiento de las normas afecta al bolsillo de todos ya que nos cobran 40 euros por tonelada de basura recogida, lo que supone un gasto anual de 90.000 euros, lo que supone que la desconsideración de dos o tres personas la pagamos todo el pueblo". Desde el consistorio se ha puesto a disposición de los vecinos un contenedor para la recogida de escombros y residuos de obra.

El equipo de gobierno municipal ha querido recalcar además las normas básicas para el depósito de las basuras domésticas: en bolsas cerradas, dentro del contenedor y a última hora del día. Además de instar a la utilización de los contenedores de reciclaje.

Por otro lado, y en el mismo sentido, se ha recordado que deben utilizarse las "numerosas papeleras" para no llenar de colillas el suelo, ya que además del problema de higiene y falta de educación ciudadana "cada colilla tirada al suelo contamina siete litros de agua".

"No podemos olvidar que vivimos dentro de un Parque Natural y de una Reserva de la Biosfera declarada por la UNESCO", finaliza el comunicado. "Apelamos a la conciencia y responsabilidad de todos los vecinos y os animamos a denunciar este tipo de actos"