Lunes, 18 de diciembre de 2017

Amenaza con un revólver al empleado de un parking tras negarse a abonar el importe

La Policía Nacional detiene en la frontera de Fuentes de Oñoro a un ciudadano portugués como autor de un delito de amenazas graves

Agentes de la Policía Nacional integrantes de la Unidad de Extranjería y Documentación de Fuentes de Oñoro detuvieron en la mañana de ayer a un varón de 61 años, en dependencias de dicha unidad en la localidad fronteriza, como presunto autor de un delito de amenazas del que fue víctima, sobre las 16:00 horas del día anterior, el empleado de un parking sito en el número 1- 5 de la calle Perdones de Salamanca, al que amenazó con un revólver tras mantener una discusión por haberse negado a pagar el importe adeudado por el estacionamiento de su vehículo.

Según manifestó telefónicamente, un ciudadano portugués había dejado su vehículo la tarde del día anterior en el parking donde trabajaba y cuando le comunicó el importe al ir a retirarlo se había negado a pagarle, iniciándose una discusión. Cuando el denunciante le dijo que iba a hablar con sus jefes, el propietario del vehículo se dirigió al mismo y cogió del maletero un revolver, giró el tambor y le apuntó con él a la cara, por lo que accedió a que se fuera sin pagar ante el temor a que hiciera uso del mismo.

Tras las diligencias de investigación practicadas se pudo identificar al presunto autor, comunicándolo a la Unidad de Extranjería y Documentación de Fuentes de Oñoro y al Cos de la Guardia Civil, decretándose su búsqueda y detención mediante una requisitoria policial.

Sobre las 11:30 horas de ayer un ciudadano portugués se personó en las dependencias policiales de Fuentes de Oñoro para expresar a los funcionarios lo que, según él, era la supuesta falta de seguridad en la frontera. Tras comprobar su identidad se constató que era el presunto autor de las amenazas, por lo que procedieron a su detención y al registro de su vehículo, donde en el maletero se intervino un revólver simulado, de pistones, que ha sido reconocido por la víctima como el utilizado en las amenazas.

El detenido, con las diligencias policiales instruidas, ha sido puesto a disposición judicial.