Domingo, 17 de diciembre de 2017

El Ayuntamiento asumirá la construcción del nuevo Parque de Garrido

Sacará a contratación el conjunto de las obras de urbanización, cuyo presupuesto supera el millón de euros, de los que 643.299 serán abonados por la empresa concesionaria del aparcamiento subterráneo, como se recoge en el contrato

Diseño del nuevo parque que se presentó a los medios informativos

El Ayuntamiento de Salamanca ha decidido asumir la construcción del nuevo Parque de Garrido para dar mayores garantías al proyecto, evitar contratiempos y agilizar los plazos.

Para ello, sacará a contratación el conjunto de las obras de urbanización de la superficie con el nuevo diseño fruto del amplio diálogo abierto con los vecinos y otros colectivos, que se han implicado para hacer un parque moderno, accesible y agradable para el disfrute de toda la familia.

Con el compromiso de favorecer la participación ciudadana y que los vecinos pudiesen hacer mejoras en el proyecto inicial, se puso en marcha “Proyecta tu plaza”. A través de esta iniciativa se recibieron numerosas propuestas de mejora del proyecto inicialmente recogido en el pliego, fundamentalmente de la asociación de vecinos del barrio y que suponen una considerable mejora respecto a la propuesta inicial.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, acompañado de los concejales Carlos García Carbayo y Daniel Llanos y técnicos municipales, se reunió el pasado 9 de mayo con los vecinos de Garrido en la sede de la asociación vecinal para presentarles el nuevo proyecto fruto de sus aportaciones. En ese encuentro, se recogieron las últimas propuestas.

El presupuesto del nuevo proyecto con la incorporación de las mejoras propuestas por las personas de Salamanca asciende a 1.073.251,80 euros, de los que 643.299,03 euros serán abonados por la empresa concesionaria del aparcamiento subterráneo como se recoge en el contrato, donde el contratista está obligado a abonar el importe del parque tal y como estaba diseñado antes de iniciar las obras.

El aumento de la cuantía responde a las numerosas e importantes mejoras incorporadas al proyecto porque ha tenido en cuenta la gran mayoría de las opiniones y propuestas presentadas por diferentes colectivos para hacer uno de los parques más modernos de la ciudad, respetuoso con el Medio Ambiente, accesible, familiar, de ocio y de convivencia.

Prueba de ello es que  el nuevo diseño del Parque de Garrido incluye un 14% más de árboles, 3.000 metros cuadrados de césped, juegos infantiles, una zona de aparatos de gimnasia biosaludable, una fuente lúdica o una pista polideportiva.

En concreto, plantea un incremento de un 14% de los  árboles existentes antes de iniciar las obras, por lo que el número total de ejemplares será de 211 (plátanos, cedro, lagertroemia, prunus pisardi y ligustrum japónica). Se crearán, además, nuevas zonas verdes con 225 metros cuadrados de zonas arbustivas y 3.000 metros cuadrados de césped, así como espacios de convivencia con bancos perimetrales en la fuente lúdica, en la dos zonas de juegos de infantiles y en la pista polideportiva.

La fuente lúdica —similar a la instalada en el parque de La Alamedilla— se ubicará en la zona central del parque, que se convertirá en un espacio de reunión y también de celebración de espectáculos porque dispondrá de 1.000 metros cuadrados diáfanos delimitada por un banco perimetral de 100 metros lineales.

Contará también con dos zonas de juegos infantiles, con elementos adaptados para niños y niñas con discapacidad, y un área con once aparatos biosaludables para fomentar la práctica del ejercicio de adultos y personas mayores.

Este nuevo parque aumentará su superficie en casi 900 metros cuadrados, un 13% más que antes de iniciar las obras, y se completará con la instalación de 4 fuentes de agua potable, 24 bancos de madera y 13 papeleras.

La instalación deportiva al aire libre tendrá una superficie de veinticuatro por catorce metros y permitirá la práctica de diferentes disciplinas, como el baloncesto o fútbol sala, para fomentar el deporte recreativo para todos. 

El parque se ha diseñado como una plaza abierta completamente accesible desde las cuatro calles que lo delimitan: Juan de la Cierva, Ávila, Isaac Peral y Tilos porque el objetivo es que sea un nuevo espacio para el disfrute de niños, jóvenes, padres y abuelos.