Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Los críticos cargan contra el cuarteto dirigente de Ciudadanos CyL

El batacazo que ha supuesto la pérdida de dos de los tres diputados al Congreso conseguidos en diciembre ha agitado de nuevo las aguas entre la militancia de Ciudadanos en Castilla y León, donde cada vez son más las voces críticas contra el estilo que se gastan sus principales dirigentes autonómicos.

En un escrito dirigido al secretario general de la formación, Matías Alonso, y al responsable de Organización, Fran Hervías, militantes críticos cargan, uno por uno, contra el cuarteto que dirige el partido en la comunidad. Rechazan que el mal resultado en Castilla y León se deba a la ley electoral y responsabilizan del mismo a la actuación de unos dirigentes “que predican una cosa y hacen la contraria”, recordando el proceso de reclutamiento de personas “provenientes de la vieja política castellana”, para muchas de las cuales “sería mas fácil que un camello pasase por el ojo de una aguja que por ellos el ideario de Ciudadanos”. La alusión retrata el perfil del portavoz en las Cortes y miembro de la ejecutiva nacional de Ciudadanos, Luis Fuentes, antiguo presidente del partido Unión del Pueblo Salmantino.

Los firmantes recuerdan el caso de nepotismo en el que vió envuelto el delegado autonómico de C´s, Miguel Ángel González, cuya hija fue contratada como asesora de la portavoz del partido en la Diputación de Valladolid, Pilar Vicente, contratación más tarde anulada tras la repercusión mediática de la misma. “Al no tomar medidas de actuaciones tan deleznables -dice el escrito- han conseguido la pérdida de ilusión de los miles de votantes enamorados del ideario de Ciudadanos”.

Junto a Fuentes, González y Vicente, esta última coordinadora territorial del partido, los críticos apuntan al considerado el verdadero ideólogo de Ciudadanos en la comunidad, el vallisoletano Pablo Yáñez, quien el 26-J perdió el escaño de diputado por Salamanca. Los firmantes se malician que ahora “quieran situarle con sueldo en alguna de las instituciones para continuar viviendo de la política”. Hasta su elección como diputado en diciembre, Yáñez ocupó precisamente el puesto de asesor asignado a Ciudadanos en la Diputación vallisoletana.