Miércoles, 13 de diciembre de 2017

El cierre de la 6ª planta del Virgen de la Vega deteriora la calidad asistencial

“El personal se encuentra desubicado, nadie les ha informado de dónde se encuentra el material de trabajo; retrasos en los protocolos de medicación, toma de tensiones, aseo de los enfermos; una plantilla real escasa y más trabajo, ya que el número de camas es superior en esta nueva ubicación”

Hospital Virgen de la Vega

La supresión de camas para el periodo estival sumado al cierre y traslado de pacientes de diferentes plantas del Complejo Asistencial de Salamanca está provocando una desubicación del personal de enfermería y de los pacientes, así como unas consecuencias nefastas para los usuarios del Hospital Clínico de Salamanca y del Virgen de la Vega.

Comisiones Obreras explica en un comunicado que “ha habido sorpresas con el escrito que remitió la Gerencia del Hospital a la FSS de CCOO. A últimos del mes de junio la dirección de Enfermería se dirigió a las trabajadoras y trabajadores de la 6ª del Hospital Virgen Vega para anunciarles su traslado a la 5ª del Hospital Clínico, asegurándoles de palabra que con el mismo número de trabajadores mantendrían el mismo número de camas”.

El resultado de tal decisión es que ya se están produciendo nefastas consecuencias tanto para trabajadores como para usuarios porque “el personal se encuentra desubicado, sin que nadie les haya informado tan siquiera de dónde se encuentra el material de trabajo; retrasos en los protocolos de medicación, toma de tensiones, aseo de los enfermos. Todo esto unido a una plantilla real escasa, el volumen de trabajo es mayor ya que el número de camas es superior en esta nueva ubicación”.

Según CCOO “los apoyos están resultando insuficientes para el buen funcionamiento de la unidad. Durante 4 días a la semana tan sólo hay un auxiliar de enfermería para el turno de noche, y aunque durante el turno de mañana en plantilla figuran 3 auxiliares, muchos días en realidad sólo hay 2 ya que se les deben días de Asuntos Propios”.

En cuanto al personal de enfermería, “decir que se encuentran en una situación muy similar.  Según trabajadoras y trabajadores, llevan un año entero realizando su trabajo con 2 enfermeras en turno de mañana, puesto que en cuanto se acogen al derecho de disfrute de sus días de Asuntos Propios o bajas cortas asumen el volumen de trabajo”.

El cierre de camas este año ha alcanzado su punto más alto de los últimos años.  Los datos hablan por sí solos. Un incremento de unas 54 camas sobre el cierre producido del ejercicio anterior. Según los datos publicados por la propia administración sobre las listas de espera quirúrgica del año 2015, indican que a junio del mismo año en prioridad 2 había una lista de espera de 719 pacientes. Tras el cierre de camas en el mes de septiembre se había incrementado a 949. Y en cuanto a prioridad 3, en el mismo periodo pasó de 2.889 a 3.420 pacientes. La gerencia del Complejo Asistencial de Salamanca siempre se escuda en la racionalización del Gasto Público.

La Federación de Sanidad de CCOO propone que, “si realmente tal y como dicen, hay una bajada de actividad, se proceda a la contratación de más personal para poder ir eliminando las listas de espera.  La consecuencia directa de ese incremento de las listas de espera es que para reducirla posteriormente la dirección acude a las externalizaciones, con lo que esto supone.  Peor calidad del  servicio, más caro y con inconvenientes ya contrastados para los usuarios, ya que muchas de esas externalizaciones durante el año 2015 enviaron a los pacientes fuera de nuestra provincia”, finaliza el escrito.

  • Fachada del Hospital Clínico de Salamanca