Sábado, 16 de diciembre de 2017

El Museo de Automoción rinde homenaje al mítico y entrañable Citroën 2 CV

Las furgonetas más emblemáticas de la casa francesa, un anfibio y un deportivo, entre los 15 vehículos que forman parte de la exposición

La muestra se puede visitar hasta el 2 de octubre (Foto de Álex López)

‘Citroën 2 CV. La gran familia’ es la exposición con la que, hasta el 2 de octubre, el Museo de Historia de la Automoción rinde un homenaje a este ya mítico vehículo familiar. El concejal de Cultura, Julio López Revuelta, ha destacado la importancia que tuvo como turismo familiar en sus diferentes modelos, recordando que entre 1949 y 1990 se fabricaron 5,2 millones de unidades. La lista de espera para hacerse con uno de estos vehículos superaba los cinco años y el precio del 2 CV de ocasión llegó a superar al precio del recién salido de fábrica debido a la elevada demanda.

Los 15 vehículos forman parte de colecciones privadas, siete de ellos de Ramón Domingo García Martín, seis de la colección Citroën del Grupo Nani, uno de Fermín González Sánchez y otro de la colección del Museo de Automoción.

Automóviles originales, entrañables, sencillos, otros más sofisticados, adaptados tanto para el medio rural como el urbano componen una muestra de 15 vehículos en la que se muestra la evolución. Fue el pasado año cuando se cumplieron 25 años del cese de la producción, “murió el 2 CV pero nació un mito”, como afirmó Fernando Romanos, técnico de la Dirección General de Industria y e Innovación Tecnológica.

En la exposición se exhiben desde las tres furgonetas más emblemáticas de la casa francesa -AKS 400 de 1977, Dyane 6 400 de 1979 y la 250 de 1961- hasta otros vehículos más singulares como el conocido como ‘Gato Montés’, un anfibio de 1982 ideado para operar tanto en tierra como en superficies acuáticas, capaz de alcanzar los 60 km/h en tierra; un Mehari de 1978, el AZL, Charleston, Márcatelo Zapatillas, Dolly, AMI, furgonetas AZU , C8 y un modelo deportivo, entre otros.

Conocido como Cirila o Cabrilla’, en España, el Citroën 2 CV tiene esta denominación por la potencia del motor, fabricado en diferentes países del mundo, como Argentina, Bélgica, Chile y Portugal. Sin embargo, su origen es francés y se remonta a los años previos a la II Guerra Mundial. Tras la muerte, en 1935, de André Citroën, fundador de la marca, Pierre Boulanger, presidente de la compañía, fue el artífice de uno de los primeros vehículos populares de la historia, el 2 CV.

 Fotos: Alejandro López y Víctor Antoraz

  • La muestra se puede visitar hasta el 2 de octubre (Foto de Álex López)
Ver más imágenes: