Lunes, 11 de diciembre de 2017

Lo que dan los toros

“Es un animal hermoso, una obra maestra de gallardía, que ni el pensamiento es capaz de reproducir”: Toro animal incomparable, que sólo el torero podrá descifrar”.

AL HILO DE LAS TABLAS

LO QUE DAN LOS TOROS

Posiblemente fue el Papa Pio V el primer antitaurino, pues dicto una bula fechada en Roma (1-11-1567) (Pontificatus nostri- año II) prohibiendo espectáculos donde se corren toros y fieras en plazas. ¿De dónde le vino al Papa su inquietud antitaurina? Parece ser que fue en las largas sobremesas y acaloradas reuniones en aquel Concilio de Trento inacabable que duro de (1545-1563). Hoy, 450 años después, y sin que el Vaticano se pronuncie por las corridas de toros, otras “cruzadas”, se encargan, de ir en contra esta Fiesta cargada de simbolismo, de historia y de tradición- eso sí- sin tener la más mínima idea de lo que gritan, ni de lo que supone la crianza del toro bravo... Y tendremos que seguir diciéndoselo, con firmeza y respetuosamente –claro-.

La raza de lidia se explota en un sistema extensivo puro, en permanente contacto con la naturaleza, que incide en el mantenimiento de sus rasgos productivos principales, que son la bravura y la producción de una carne ecológica y de excelente calidad. Sus ciclos anuales de crianza y manejo del ganado de lidia son: La cubrición generalmente los ganaderos planifican la fecha del nacimiento de los becerros, haciéndola coincidir con épocas del año en que las condiciones ambientales no son muy adversas y en las cuales existe abundancia de recursos naturales para garantizar la buena producción de la leche de la madre y la viabilidad del becerro. El nacimiento: El año ganadero transcurre desde el 1 de Julio de un año hasta el 30 de junio del año siguiente. El año natural va desde el 1 de Enero al 31 de Diciembre. Las parideras (desde que nace el primer becerro de una camada hasta que nace el ultimo) se ajustan más a los años ganaderos que a los naturales. La lactancia: El becerro recién nacido mama el calostro y duerme el “sueño calostral”. La madre tiene un extraordinario instinto maternal y defiende a su cría. El becerro aprende de la madre, se comunica con ella a través del berrido y copia todas sus reacciones ante los diversos estímulos que se producen en su hábitat. El ahijado, el herradero, la recría, la tienta, el apartado y embarque. Completan la vida del toro en la dehesa. Todo bajo el mimo, la atenta vigilancia de ganadero,  más los saneamientos veterinarios y la rica alimentación que corresponda a su desarrollo.

Estos patrones generales de selección tienen interpretaciones personales, por parte de cada ganadero, lo cual contribuye a mantener la variedad característica de la raza y convierte al toro de lidia en un animal diferente de cualquier otra raza explotada por el hombre, contribuyendo la principal aportación española a la Bovinotecnia mundial.

La Tauromaquia, es un activo cultural y tradicional de millones de personas en Europa y América, es segundo espectáculo de masas en España y la a actividad taurina genera un volumen económico que sobrepasa los 2500 millones de euros. La Tauromaquia permite la existencia en nuestro País de 1200 empresas ganaderas que mantienen 540.000 hectáreas de dehesas y 130.000 reproductoras de raza autóctona bovina, única en el mundo. Si desaparece el toro, desaparecerá ese extraordinario patrimonio ecológico y medioambiental.

La Fiesta del toro, repercute en múltiples sectores económicos, en especial en la hostelería, el transporte, la restauración, el turismo Y la CEOE se ha integrado como miembro de la Asociación Nacional  de Espectáculos Taurinos, y como no, la mano de obra, de la que depende, todo el entramado y estructura necesaria para su desarrollo.

Genera además una gran actividad cultural- en medios de comunicación social, exposiciones, reuniones, congresos seminarios, jornadas turísticas, investigaciones y publicaciones escritas, tanto en prensa, libros medios de internet etcétera. Así como un motivo de inspiración que abraca desde el dibujo, la fotografía, la pintura la escultura, incluso en la moda, su vida, su colorido y su armonía, ha sido puesto de manifiesto en todas la galerías y pasarelas del mundo.

Y finalmente ha aportado una gran riqueza lingüística al acervo cultural de la lengua española, con múltiples de vocablos que se han incorporado al habla cotidiana en todos los sectores  y empleado en las mejores tribunas sociales- políticas – económicas, comprendidas sus “sentencias” en todos los foros de variadas culturas.

Amigos: La Tauromaquia, no es solo que el toro muera en la plaza en presencia pública, el toro entrega su vida luchando para muchas más cosas, de las que se benefician los humanos. Al igual que sucede con otras muchas cosas, en las que se ve menos la sangre. Pero sin duda más cruel y con menos beneficios. No espero que les gusten los toros a todo el mundo. Pero han de hacer un esfuerzo por comprender que, a esta Fiesta la avalan siglos de existencia, que mantiene vigentes sus raíces, que siempre perteneció al pueblo, que se mostró correcto y democrático en las plazas, sin los tumultos, las algarabías, las peleas incluso los grandes escándalos que alguna vez terminaron en sucesos luctuosos realmente lamentables, en otras disciplinas deportivas. Dejen vivir y morir al toro, no invadan su terreno, no quiebren su voluntad, ni desbarranquen a quienes libremente quieren disfrutarlo desde el campo a la plaza. ¡Vamos digo yo… señores!

 

                               Fermín González salamancartvaldia.es                  (blog taurinerías)