Jueves, 14 de diciembre de 2017

Las personas atendidas por consumo de cannabis crecen un 4,3% en cuatro años

La sustancia más consumida sigue siendo el alcohol, seguida de la cocaína y el cannabis
Aumenta el consumo de cannabis, sobre todo entre los jóvenes

El informe de 2015 sobre el perfil de las personas con problemas de adicción elaborado por el Observatorio de Proyecto Hombre, en colaboración con la Obra Social de La Caixa y en el que participa Proyecto Hombre Salamanca dentro del trabajo que desde la ONG salmantina se realiza a nivel nacional con otras entidades, constata que se han incrementado las personas atendidas por consumo de cannabis, que la sustancia más consumida sigue siendo el alcohol seguida de la cocaína y el cannabis o que la edad media de inicio del consumo regular o abusivo de cannabis son los 16 años.

Las personas que demandaron tratamiento durante 2015 son un 15% mujeres y un 85% hombres, siendo mayoritariamente solteros/as (60%) y en un 45% provienen de una gran ciudad. El alcohol es la sustancia más consumida, con un 38,9% de los casos tratados. La cocaína se mantiene en segunda posición y el cannabis en tercera, con un 11,4%.

En general, las personas en tratamiento presentan rasgos socializados, como el trabajo y la convivencia en núcleos familiares. Pero, al mismo tiempo, presentan más factores de riesgo par la exclusión: bajo nivel de estudios, escasos ingresos, problemas económicos, problemas de relaciones sociales, problemas de salud o problemas con la justicia.

Los casos tratados por cannabis aumentan un 4,3% en 4 años

Mientras en 201 las presonas que consumían cannabis representaban el 7,1% del total de los casos atendidos, en 2015 este dato ascendió hasta 11,4%, solo en los mayores de 18 años. Los principales rasgos de los consumidores de cannabis son:

  • Edad media de inicio de consumo regular o abusivo es de 16 años y son los más jóvenes en el inicio del tratamiento, con 28 años de media.
  • Mayor nivel de estudios que los consumidores de otras sustancias, ya que el 18,8% tiene estudios superiores.
  • Viven con padres y/o madres en su mayoría, siendo la familia y amigos las principales fuentes de ingresos.
  • También representan el perfil que manifiesta mayores problemas con la familia (51,6%), con menor incidencia de otros, como problemas sociales y de salud.