Viernes, 15 de diciembre de 2017

Tres espacios patrimoniales inauguran este viernes ‘Salamanca Plazas y Patios’

El Convento de San Esteban, los Jardines de Santo Domingo de la Cruz y la iglesia de San Millán
La Cueva de Salamanca

Este viernes comienza la quinta edición del programa turístico-cultural Salamanca Plazas y Patios con actividades en tres espacios patrimoniales de nuestra ciudad: el Convento de San Esteban, los Jardines de Santo Domingo de la Cruz y la iglesia de San Millán.

El pistoletazo de salida lo dará, a las seis y media de la tarde, La Alhama, el oculto esplendor, una propuesta de Teatro Zajoril. Se trata de una visita teatralizada, ambientada en el siglo XV y protagonizada por Abraham Aben Assará, rabino de la Sinagoga Mayor de Salamanca quien, a través de su relato, nos transportará a la hermosa y prospera judería de nuestra ciudad. Con sus palabras nos conducirá por las callejuelas angostas, grandes edificios como el Talmud, hospital de peregrinos, sinagogas, librerías y establecimientos que jalonan la hermosa calle Mayor de “La Aljama. Yama al Jaud”, la Judería de Salamanca. Toda la paz que transmite el espíritu sereno de Abrahán, se verá rota por la intervención de un caballero castellano, Don Gerónimo de Arces, protector de la Iglesia de San Millán, que nos devolverá a la realidad, situándonos en el cuándo y el cómo, la iglesia pasa a ser Monumenta Salmanticae, el centro de interpretación de nuestra ciudad. Espacio imprescindible para visitar luego la ciudad con conocimiento de causa.

A las nueve de la noche se representará la obra “La última lección de Vitoria”, interpretada por la compañía salmantina Etón Teatro, en el Atrio del Convento de San Esteban. Los derechos humanos, el llamado derecho de gentes, la guerra justa o los límites del poder civil y eclesiástico son temas hoy parte del corpus jurídico de los estados, pero que fueron originalmente planteados en el siglo XVI por el Maestro Francisco de Vitoria en Salamanca. En La última lección de Vitoria, Etón pone en escena a un Francisco de Vitoria enfermo y retirado de su actividad docente, poco antes de su muerte en 1546. El fraile dominico muestra su determinación y sabiduría  frente a un emisario imperial que lo censura. Los grandes principios humanitarios desarrollados por Vitoria en sus relecciones, principalmente De Indis y De Iure Belli, además de la altura intelectual y ética de su pensamiento, se reflejan también en la aparente intrascendencia de lo cotidiano.

“De la cueva al entremés” es el homenaje de Intrussión Teatro a Miguel de Cervantes en el IV Centenario de su muerte. ¿Vivió Miguel de Cervantes en Salamanca? ¿Acaso estudió en nuestra universidad? No lo sabemos a ciencia cierta pero hay bastantes indicios en su obra literaria que señalan que fue así. En esta obra han querido fantasear con esa idea y llevar al insigne literato a La Cueva de Salamanca, lugar que da título a uno de sus entremeses. De este modo, el autor de El Quijote, se encontrará fortuitamente con Leonarda y Cristina, los dos personajes femeninos de la historia que Cervantes nos relata. Las dos mujeres, llegadas a Salamanca acompañando a Pancracio – esposo de Leonarda - por ciertos asuntos de trabajo, relatarán al escritor lo que aconteció en su casa aquella noche en la que un curioso estudiante salamanqués se presentó en la misma. Estas anécdotas y, por supuesto, el emplazamiento mismo, servirán de inspiración al escritor para engarzar la historia de La Cueva de Salamanca. Mañana se han programado tres pases a partir de las nueve de la noche.