Sábado, 16 de diciembre de 2017

La Universidad expone crónicas y cartografías de los primeros historiadores de indias  

Dos incunables de mediados del siglo XV, una carta de Colón de 1503 o las cartas de Hernán Cortés, entre las joyas bibliográficas de los siglos XV al XVII
Mariano Esteban, Mercedes García, Hernández Ruipérez y Margarita Becedas. Fotos: Alberto Martín

Un incunable salmantino, impreso hacia mediados del siglo XV, que contiene un  mapamundi tolemaico con la representación del mundo antes del descubrimiento de América; otro donde Antonio de Nebrija hace referencia a las primeras islas descubiertas o la carta de Cristóbal Colón a los Reyes Católicos enviada en 1503 desde Jamaica forman parte de ‘Crónica: Los primeros historiadores de Indias en la Biblioteca’ la exposición que, desde mañana martes y hasta el 24 de julio, se muestra en el Aula Alfonso X El Sabio del edificio de Escuelas Mayores de la Universidad de Salamanca.

La muestra bibliográfica, con obras de los primeros historiadores de indias, como las cartas de relación de Hernán Cortés o un homenaje al inca Garcilaso de la Vega forman parte de los tesoros bibliográficos de la Biblioteca General Histórica de la Universidad que ahora se exponen coincidiendo con el 8º Congreso Internacion al CEISAL que, desde mañana, se celebra en Salamanca, coincidiendo con el cuarto centenario de la muerte del Inca Garcilaso, uno de los primeros cronistas de indias de ascendencia española e inca, que reunirá en Salamanca a 1.800 estudiosos.

El rector de la Universidad, Daniel Hernández Ruipérez; Mariano Esteban, vicerrector para la Conmemoración del VIII Centenario; Mercedes García, directora del Instituto de Iberoamérica; y Margarita Becedas, directora de la Biblioteca General Histórica han presentado la muestra en la que se han seleccionado obras directamente relacionadas con la llegada española al continente americano elaboradas entre el siglo XV y la primera mitad del XVII.

Como destacó el rector, se trata de obras en las que los americanos utilizan por primera vez el castellano, en una muestra que refleja uno de los principales objetivos del VIII Centenario, “ la difusión de su patrimonio, el fomento del español y la creación de un espacio euroamericano de educación superior”.

Exposición en dos secciones

La exposición está dividida en dos secciones: por una parte,  obras cartográficas e históricas que dan cuenta de los primeros años de la colonización y, por otra, las crónicas, tanto generales como regionales, escritas durante el siglo XVI y XVII a propósito de las conquistas.

Los inicios de la colonización se muestran en dos incunables salmantinos, ambos impresos hacia 1498: el primero contiene un mapamundi mientras que, en el segundo, el maestro Antonio de Nebrija cita ya las primeras islas descubiertas (“La Española, Isabela y las restantes islas vecinas”). Además, el manual de navegación de Fernández de Enciso (1519) y la primera obra geográfica que abarca el Viejo y el Nuevo Mundo, aunque no incluye ningún mapamundi por prohibición real, ya que la corona española quería evitar a toda costa que nuestros vecinos portugueses y los cartógrafos de Enrique el Navegante conociesen las coordenadas del nuevo continente americano.

A estos testimonios se suman las cartas de relación y exculpatorias del conquistador Hernán Cortes, dirigidas al emperador Carlos V y la primera parte de los “Comentarios Reales” escritos por el Inca Garcilaso a partir de sus memorias y lecturas. Este cronista mestizo, al que se homenajea con la muestra, se encarga de reconstruir la historia de los territorios peruanos hasta la ejecución del último soberano inca, Túpac Amaru, en 1572.

Capitaneada por el manuscrito “Luz de navegantes”, con descripciones sobre los itinerarios de ida y vuelta hacia el virreinato de Nueva España e ilustraciones de las costas y puertos de las Indias realizadas en el siglo XVI por Vallerino de Villalobos, la segunda parte de la exposición está dedicada a las crónicas, un género historiográfico original, con tintes exóticos y cargado de valores descriptivos y novelescos.

En esta sección están las dos principales crónicas generales de Indias, la edición salmantina de 1547 de la crónica de Fernández de Oviedo, considerada como la más fiable de la conquista y colonización; y la de Antonio de Herrera y Tordesillas, en la que se recogen los acontecimientos protagonizados por los españoles en el continente americano desde 1492, con apuntes y descripciones sobre la naturaleza y cultura indígena tomados de otros autores, como Fray Bartolomé de las Casas o el propio Oviedo.

Además, alternando con monumentos cartográficos, la muestra recoge las crónicas de los territorios conquistados, como la de Bernal Díaz del Castillo sobre la constitución del virreinato de Nueva España desde 1518 a 1550; la de López de Gómara sobre la conquista de México; la de Cieza de León, sobre Perú; o la de Alonso de Ovalle, excelente prosista de mediados del siglo XVII nacido también en el Nuevo Mundo al igual que el Inca Garcilaso.

Fotos: Alberto Martín