Lunes, 18 de diciembre de 2017

Rajoy apuesta por la gran coalición

Aunque el candidato popular no descarta ningún pacto, reconoce que su prioridad es el PSOE: "Sigue siendo la segunda fuerza de nuestro país"
Mariano Rajoy, líder del PP

El ganador de las elecciones de este 26-J, Mariano Rajoy, "no descarta nada" para una mayoría absoluta de cara a su eventual investidura. No obstante, reconoce que necesita "el acuerdo del PSOE en los temas fundamentales". "Me gustaría que, en un mes, llegáramos a un punto sensato", ha afirmado.

En declaraciones a la Cope, el presidente en funciones ha asegurado que tiene previsto llamar a los dirigentes de los demás partidos porque, aunque el PP dispone de más de 50 diputados de margen sobre la segunda fuerza (PSOE), sí considera que sería bueno que el nuevo Gobierno tenga más respaldo que el de su propio partido. "Voy a intentar ser investido pero también quiero aprobar un mínimo entendimiento en cuatro o cinco asuntos", ha señalado. Por eso el líder del PP iniciará su ronda de contactos “primero con el PSOE, que sigue siendo la segunda fuerza de nuestro país”, ha valorado.

Rajoy ha señalado que Sánchez le llamó este domingo para felicitarle por los resultados y que él le agradeció la llamada y le comentó que esperaba poder verlo pronto. Por tanto, el candidato popular considera que “hay voluntad de hablar”, aunque el secretario de Organización socialista, César Luena, se haya apresurado a señalar este mañana que su partido no apoyará al líder del PP "ni por acción ni por omisión".

El PP obtuvo anoche más de 7,7 millones de sufragios, 694.000 más que en diciembre, y fue el partido más votado en 14 comunidades, entre ellas, Andalucía y Extremadura, dos feudos históricos del PSOE. Sin embargo, sus 137 escaños son insuficientes para que Mariano Rajoy sea investido sin el apoyo de al menos dos partidos más o la abstención del PSOE si no logra pactar con nadie más.

Al ser preguntado si ve más factible alcanzar un pacto de legislatura a Ciudadanos, contando también con PNV y CC, Rajoy ha señalado que con esa fórmula sumarían 175 escaños, uno menos que la mayoría absoluta, pero para los temas fundamentales necesitaría al PSOE, "aunque no nos cerramos a ninguna de las posibilidades". "Es tiempo de diálogo y no de vetos, pactemos por el futuro de los españoles", ha concluido.

Aznar entierra el hacha de guerra

Un día después de la victoria del PP en las urnas, José María Aznar ha inaugurado los cursos de verano de FAES en la Universidad Complutense con la felicitación a Mariano Rajoy por haber demostrado "una gran solidez" y aumentar en 13 escaños los conseguidos el 20 de diciembre. "Lo primero que hay que hacer es felicitar al partido ganador, en este caso al PP -ha valorado el expresidente-. Ha demostrado una gran solidez y ha demostrado ser un partido extraordinariamente importante para la estabilidad de España y merece nuestro reconocimiento y mi elogio y felicitación”.

El tono y el contenido nada tienen que ver con el empleado el pasado 21 de diciembre, el día después de los comicios, cuando el expresidente acudió por sorpresa al Comité Ejecutivo Nacional del PP para demandar un congreso abierto que eligiera a la siguiente dirección del partido. Muchos han sido desde entonces los desencuentros entre el presidente de Honor de los populares y el líder de la formación. Hoy, sin embargo, el respaldo a quien él designó sucesor ha sido total. “Deseo que Mariano Rajoy, en las conversaciones que tenga y en los esfuerzos que haga para formar gobierno, tenga éxito, y manifiesto mi apoyo, en la medida que sea útil, conveniente y necesario, para que ese éxito se pueda concretar lo más rápidamente posible”, se ha ofrecido el exjefe del Ejecutivo.

A su entender, una de las buenas noticias que dejó la noche de ayer tras de sí es que el PSOE continúa en segunda posición y que Podemos no logró hacerse con la hegemonía de la izquierda. Con estas cartas, Aznar insiste en la necesidad de “resolver el problema de gobernabilidad”. “Formar un Gobierno requerirá acuerdos, altura de miras y generosidad -ha advertido-, y si se logra una fórmula estable de Gobierno, España tiene la posibilidad de conjurar las amenazas internas y un entorno internacional confuso”.

Fuente El Norte de Castilla