Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Salamanca alcanzó en 2015 la tasa más alta de pleitos de la comunidad

El partido judicial ocupa el séptimo lugar de España en litigios por cada 100.000 habitantes
Juzgados de Salamanca en la plaza de Colón

El debate sobre la utilidad de los partidos judiciales se cerró en falso hace dos años y ahora vuelve a aflorar. Desde que el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón anunciara en la clausura del II Ciclo de Justicia de El Norte de Castilla, celebrada en Ávila en junio de 2014, que no se iban a suprimir sedes judiciales, el último informe estadístico hecho público por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) no hace sino confirmar la heterogeneidad y las grandes diferencias de carga de trabajo entre los partidos judiciales.

Con la mayor parte de los jueces profesionales a favor de que se retome en serio la reforma de la Ley de Demarcación y Planta Judicial de 1988, y con los políticos reacios a asumir el coste en votos de la impopular «supresión de servicios» en un medio rural tan extenso y con tan deficiente cobertura tecnológica como el de Castilla y León, el informe anual del Consejo vuelve a poner el foco en el mapa judicial, con la vista en los resultados electorales de hoy, domingo.

Población

Los criterios demográficos y de litigiosidad son los principales que utiliza el Consejo a la hora de analizar el día a día de los partidos judiciales y las diferencias entre las comunidades autónomas son enormes, reconocen desde el CGPJ. Castilla y León es una de las tres comunidades que más partidos judiciales tiene (41) y también la de mayor territorio, con lo que simboliza la gran disparidad judicial en España.

De las nueve provincias, el partido judicial de Valladolid es el más poblado y con mayor densidad, y lógicamente, el de mayor actividad judicial. En total, en 2015 se registraron 39.886 asuntos penales, mientras que en Villalpando (Zamora), el partido judicial menos activo de la comunidad, entraron 465. Esta sede judicial es una de las 25 de Castilla y León cuya supresión se aconsejó en el estudio para la reforma de la Ley de Planta, elaborado al principio de la pasada legislatura por encargo del Ministerio de Justicia. El estudio lleva en el cajón desde 2014.

Respecto del volumen de pleitos penales registrado en Castilla y León y en el resto de España, el informe del CGPJ observa una importante «correlación» entre el número de asuntos registrados por causas delictivas y la población extranjera.

En el orden civil también es Valladolid el partido judicial con más trabajo, con 22.097 asuntos por los 223 de Vitigudino (Salamanca), el que menos. En ambos extremos se trata de cifras muy alejadas a los máximos registrados en Madrid (155.757 asuntos civiles y 412.673 penales).

Pero no es Valladolid el partido judicial de la comunidad que mayor tasa de litigiosidad presenta, sino Salamanca, con 149 asuntos por cada 100.000 habitantes (107 de ellos, civiles y el resto, penales), mientras que Vitigudino (también en Salamanca) apenas cuenta 60 asuntos por cada 100.000 habitantes. De esta forma, Salamanca desbanca en 2015 a la provincia tradicionalmente más litigiosa, León, y concretamente al partido judicial de Ponferrada, con un importante volumen de asuntos civiles y penales.

José Ramón González Clavijo: «Apelan por lo penal hasta una intoxicación»

Respecto de las causas por las que el partido judicial de Salamanca presenta la mayor tasa de pleitos de la comunidad, el presidente de la Audiencia de esa provincia, el magistrado José Ramón González Clavijo, apunta que una de las razones puede obedecer a la existencia de un gran colectivo de abogados en activo, 700 registrados en el Colegio, «que prefieren pleitear a aconsejar la mediación a sus clientes». Objetivamente, la conflictividad tendría que ser menor, subraya el presidente del tribunal, «pues se trata de una provincia con pocas empresas, en la que la principal industria es la Universidad, y esta institución es poco litigante».

En el campo concreto de la jurisdicción penal, es Segovia el partido judicial con mayor tasa de litigiosidad, 53,3 casos por cada 100.000 habitantes. No obstante, estas siguen siendo estadísticas muy alejadas de las cosechadas en los partidos con mayor tasa de pleitos de España: Marbella (Málaga), Huesca (Aragón), Oviedo (Asturias), Ibiza (Baleares), Arona (Canarias) y Torrelavega (Cantabria), por ese orden.

Territorio

La amplia extensión territorial es otra de las singularidades que presentan los partidos judiciales de la comunidad. El más grande es el de Zamora (5.071 kilómetros cuadrados), mientras que el más pequeño en superficie se sitúa en la provincia de Burgos, el de Miranda de Ebro (618 kilómetros cuadrados).

Pero el que tiene que dar servicio al mayor número de municipios es el de Salamanca (142), lo que le sitúa en el segundo lugar de España después de la sede de Guadalajara (Castilla-La Mancha). Por el contrario, el de mayor densidad de población es el de Valladolid (119,7 habitantes por kilómetros cuadrado). Como ocurre en el resto de partidos judiciales que son capitales de provincia, también cuenta con mayores recursos, aunque no suficientes.

Fuente El Norte de Castilla