Lunes, 11 de diciembre de 2017
Béjar al día

Los deseos de los bejaranos arden en la hoguera de la Noche de San Juan

BÉJAR | El barrio de San Juan celebra la noche más corta del año en una  plaza repleta de bejaranos  y buenos deseos

La Noche de San Juan se celebra en la ciudad con multitud de ciudadanos en torno a la hoguera, en la que depositan sus deseos para que las llamas los consuman y se hagan realidad. Puntualmente a las doce de la noche se ha encendido el fuego en una plaza repleta de bejaranos que se han acercado hasta el barrio de San Juan para disfrutar de esta noche mágica.

La celebración de la noche más corta del año se pierde en el tiempo. Se creía que el Sol estaba enamorado de la Tierra y se resistía a abandonarla, por eso comenzó a festejarse en la última noche de primavera. Eso vino unido a la superstición de que ese día era el ideal para ahuyentar a los malos espíritus y atraer buenos augurios, lo que se acompañó de encantamientos de amor y fertilidad.

Con la llegada del cristianismo la Noche de San Juan se mantuvo pero perdió su carácter mágico. El significado se adaptó a los textos sagrados, concretamente al episodio en que Zacarías mandó encender una hoguera para anunciar a sus familiares el nacimiento de su hijo Juan Bautista, que coincidió con la noche del solsticio de verano. Para conmemorar esta fecha, en la época Medieval se encendían grandes hogueras y se celebraban ritos en torno a la Cruz.