Sábado, 16 de diciembre de 2017

Los Amigos de Unamuno siguen las huellas de don Miguel en Bilbao y Hendaya

Un viaje para conocer un poco más los espacios que marcarían al intelectual y al hombre

Durante los días 18 y 19 de junio, la Asociación de Amigos de Unamuno de Salamanca, ha realizado un viaje siguiendo las huellas unamunianas en Bilbao y Hendaya. De la mano del profesor de la Universidad de Deusto y experto en Unamuno José Antonio Ereño, han recorrido Bilbao y, entre otros lugares, pudieron ver la casa donde nació  don Miguel en la calle La Ronda, de la que se fue cuando no había cumplido el año de edad. De ahí fue con su familia a la calle de la Cruz, a una vivienda con ocho vecinos repartidos en cuatro pisos, una de las buhardillas  la ocupaba el pintor Antonio Lecuona, ahí viviría veintiséis años.

También pudieron pasear por las calles en las que se movía el escritor, en las que pasearía con Concha, su compañera, a la que conoció cuando iban a hacer la primera comunión y de la que no se separaría nunca.

Asimismo, conocieron el busto de Unamuno realizado por Victorio Macho, aunque es una reproducción, pues el original terminó en el río, posteriormente fue rescatado y hoy luce en el despacho del alcalde de Bilbao.

Al día siguiente se dirigieron a Hendaya, con el  fin de conocer el hotel Broca ( Hotel de La Gare) donde Unamuno residió hasta 1931en que puso fin a su exilio voluntario y regresa a España y el paisaje que contemplaba a diario soñando España, de la que tan cerca estaba. Pudieron dar un paseo por las orillas del Bidasoa, buscando el lugar donde Unamuno se hizo la emblemática foto a orillas del mar apoyado en una barca con su habitual indumentaria y boina negra. Fue un viaje entrañable donde pudieron imaginar la vida de don Miguel y  conocer un poco más los espacios que marcarían al intelectual y al hombre.