Domingo, 17 de diciembre de 2017

Conducción de aguas

El riego de los sembrados es un arte antiguo. Los árabes nos trajeron algunos de sus secretos. Es el arte de la conducción de las aguas, hasta dejarlas en el surco, para favorecer la germinación de las semillas enterradas en la tierra. Aquí, la mujer, abstraída y atenta, al tiempo que riega, vive en un cosmos que la protege: los cielos, la luz, la tierra, el aire y el mundo vegetal. La mejor protección. La compañía más hermosa.  José Luis Puerto (Texto) / Rosa Gómez (Fotografía)

El riego de los sembrados es un arte antiguo. Los árabes nos trajeron algunos de sus secretos. Es el arte de la conducción de las aguas, hasta dejarlas en el surco, para favorecer la germinación de las semillas enterradas en la tierra. Aquí, la mujer, abstraída y atenta, al tiempo que riega, vive en un cosmos que la protege: los cielos, la luz, la tierra, el aire y el mundo vegetal. La mejor protección. La compañía más hermosa.

José Luis Puerto (Texto) / Rosa Gómez (Fotografía)