Martes, 12 de diciembre de 2017

El desafío del aventurero Alfredo Corralero hace parada en Carbajosa de la Sagrada

El atleta realizará 3.600 kilómetros a pie con el objetivo de ayudar en el proyecto de la Fundación doctor Iván Mañero en su ayuda en África Occidental y Guinea Bissau

Corralero posa junto a los miembros del club Correcaminos

La Casa de Cultura de Carbajosa de la Sagrada recibió este martes, en torno a las 18,00 horas, al corredor Alfredo Corralero, quien está recorriendo España de costa a costa. En total realizará cerca de 3.600 kilómetros, con un fin solidario, colaborar con el proyecto que la Fundación del doctor Iván Mañero está desarrollando en África Occidental, y en especial en Biselanca, Biombo y Guinea Bissau con la puesta en marcha de un centro de salud.

Los fondos recaudados con esta iniciativa se destinarán a adecuar un consultorio médico en Guinea Bisseau, dotarlo de algunos medios y medicamentos e, incluso, apoyar el pago de salarios del personal sanitario de este centro, “muy humilde en relación a los que nosotros disfrutamos en España”, señaló Corralero.

Alfredo Corralero, voluntario de la Fundación, está intentando unir corriendo los cuatro puntos cardinales más distantes de la España peninsular en menos de dos meses. Partió del Cabo de Tarifa en Andalucía e intentará llegar corriendo al Cabo Touriñán en Galicia para luego partir desde Estaca de Bares y acabar en el Cap de Creus en Cataluña.

El Ayuntamiento de Carbajosa se ofreció a recibirle y procurarle un lugar de descanso antes de comenzar la siguiente etapa que concluirá en Zamora. El Club de Running  Correcaminos de Carbajosa quiere sumar esfuerzos en este proyecto solidario y se unió a Alfredo Corralero en los últimos kilómetros de entrada al municipio.

A continuación, Alfredo Corralero ofreció una rueda de prensa en la Casa de Cultura municipal donde explicó los pormenores de este proyecto que une los valores del deporte con los de la solidaridad, además del esfuerzo, la superación, y la consecución de metas personales.

Corralero realiza la prueba corriendo aunque en ocasiones camina. Las etapas de la prueba superaran en ocasiones los 80 kilómetros diarios, si bien la media baja bastante debido al esfuerzo que realiza. La velocidad media es de 8 kilómetros por hora y desde que salió de Tarifa lleva realizados cerca de 800 kilómetros en total. Le acompañan en esta aventura su mujer, su hijo y su suegro.

La rueda de prensa estuvo llena de anécdotas, ya que desde que salió de Tarifa ya le han perseguido toros y vacas en dos ocasiones. Pero la más llamativa es que durante este trayecto hasta Creus contraerá matrimonio con Rosa el 6 de julio, su actual pareja.

Siempre una boda tiene un tinte romántico pero, en esta ocasión además, este enlace, después de casi 20 años juntos, es una forma de que ella pueda disfrutar de dos meses de tiempo libre para acompañar a Alfredo en esta aventura. Por allí donde van entregan su propia invitación: “¡Nos casamos!, no sabemos dónde… sólo te podemos decir que estás invitado”.

Un enlace que también se hará realidad para poder cumplir las 55 etapas de las que se compone el reto. Y es que al no tener más días libres ninguno de los dos acumulando vacaciones y días de descanso, la idea era casarse para poder tener esos días más de vacaciones, a parte de las ganas de ambos en hacer su sueño realidad.

De esta forma, Alfredo y Rosa quieren agradecer a todas las personas y entidades con las que se van encontrando durante este trecho su apoyo y entrega. Corralero tuvo así palabras de agradecimiento hacia el Ayuntamiento de Carbajosa, quien le ha acogido hoy ofreciéndole cobijo, manutención y un masaje; y al Club de Running Correcaminos… “porque correr acompañado siempre es más llevadero”.

Alfredo Corralero explicó que su condición física es buena y que la alimentación es básica. Los cereales y otros productos energéticos están siendo pieza clave para que todos los días se levante con fuerza para realizar en torno a 60 diarios, si bien hay etapas de más de 100 kilómetros, aunque en otras jornadas realiza menos de 40 por la dificultad.

El atleta catalán indicó también que lleva 6 pares de zapatillas y cree que “las gastaré casi todas”. Su familia le acompaña en coche y recorre tramos que le va indicando el protagonista con el objetivo de llevarle el agua para no ir cargado con excesivo peso. En definitiva una aventura que empezó el 1 de junio y concluirá el 30 de julio con un anillo en su mano. Suerte.

Fotos: Ángel Arroyo

  • Alfredo Corralero y su futura mujer Rosa, en la Casa de la Cultura de Carbajosa
Ver más imágenes: