Jueves, 14 de diciembre de 2017

“No se me ocurre un oficio más noble que el de ser soldado y servir a la patria”

El coronel jefe del Regimiento de Ingenieros destaca los sólidos vínculos que unen a la sociedad española y a sus Fuerzas Armadas

El coronel jefe del Regiminto, Antonio Villalba. Foto: Alejandro López

El coronel jefe del Regimiento de Ingenieros de Salamanca, Antonio Villalba Garcés, ha agradecido a la Reina que sea la madrina de su nueva bandera, algo que “supone un orgullo y un alto honor que, sin duda, nos servirá de estímulo para seguir dando lo mejor de nosotros mismos en el cumplimiento del deber y en el servicio a España”.

En su discurso, Villalba ha agradecido, asimismo, al Ayuntamiento y a la Diputación la entrega de una nueva bandera, asegurando que “el que sea la sociedad civil la que nos hace entrega para su custodia del símbolo más importante de la Nación española tiene un gran significado. Como soldados, nada contribuye más a reafirmar nuestras convicciones y a mantener alta la moral, que el hecho de que la sociedad a la que servimos nos apoye, nos demuestre su cariño y nos respalde incondicionalmente”.

El coronel jefe del REI 11 ha recordado que este año se conmemora el 50 aniversario de la llegada del Regimiento a la ciudad de Salamanca y “no creo que pueda haber un broche mejor para esta efeméride que el acto de hoy, en el que se ponen de manifiesto los sólidos vínculos que unen a la sociedad española y a sus Fuerzas Armadas”.

Antonio Villalba también ha hecho referencia a la participación del Regimiento en la práctica totalidad de las operaciones del Ejército de Tierra y a su impecable historial, que “no debe hacernos caer en la autocomplacencia, sino que implica la gran responsabilidad de mantener y ampliar el legado de los que nos precedieron”. El coronel jefe ha finalizado su discurso afirmando que “no se me ocurre un oficio más noble que el de ser soldado”.