Domingo, 17 de diciembre de 2017

“Estamos aquí porque Rajoy e Iglesias no han querido que hubiera un Gobierno nuevo”

Demetrio Madrid, ex presidente de la Junta,  acompaña a los candidatos socialistas salmantinos en una nueva jornada de campaña electoral

Demetrio Madrid y David Serrada (Foto de Álex López)

El socialista Demetrio Madrid, ex presidente de la Junta de Castilla y León, ha querido apoyar a los candidatos salmantinos y esta mañana ha visitado la ciudad para acompañarles en los actos de campaña. En declaraciones a los medios en la Plaza Mayor, Madrid ha asegurado que "no estaríamos aquí si Rajoy e Iglesias no hubieran hecho una sociedad de socorros mutuos para que no haya Gobierno. Hay que saber que estamos en esta situación porque ha habido dos grupos importantes que no han querido que hubiera un Gobierno nuevo y a partir de ahí lo hay que hacer mucha pedagogía para explicarlo y también aprovechar esta situación para explicar la oferta política del Partido Socialista.

Para Demetrio Madrid, esta campaña electoral “es atípica porque en todas las campañas por lo que se empieza es por hacer un análisis y una crítica al Gobierno que sale y ahora no se sabe qué decir de un Gobierno provisional que ha estado ahí de aquella manera y los candidatos tendrá que hacer un esfuerzo especial para no repetir y corregir la oferta electoral de cada uno de los partidos”.

También ha criticado que el Partido Popular haya puesto en peligro, durante este tiempo de gobierno de la derecha, el Estado de Bienestar, o lo que se considera la socialdemocracia, y ha asegurado que “ahora solo falta que Rajoy reclame la socialdemocracia”. Por ello, ha insistido en que “los socialista debemos clarificar cuál es la situación actual, porque la campaña electoral es idónea para la pedagogía, la explicación y para hacer compromisos”

Demetrio Madrid también se ha pronunciado sobre los problemas que algunos políticos tienen en la actualidad con la Justicia y ha subrayado que “la respuesta política debe ser mucho antes que la judicial y eso depende de cada persona. Por un lado está el plano político y por otro el judicial, pero también el ético, moral y personal y si una persona puede perjudicar con sus actos al partido y a la gente que gobierna, debe separarse un rato y resolver sus problemas”.

Fotografías: Alejandro López