Lunes, 18 de diciembre de 2017

El nadador

Cuando entra en la piscina, sus pensamientos

se quedan fuera del agua. Ese mundo lo espera

a la orilla. Casi se convierte en otro hombre,

o se hace un barco, un automóvil acuático

surcando la superficie con una ingeniería.

Su ser discurre por otros cauces

y saluda a los vagabundos y los miserables

de todos los tiempos, porque se sumerge

en una eternidad sin esquinas.

Teje una historia con cada brazada

abierta al amor. El misterio sin nombre

se vuelve a él y lo mira a través de un 1500…

El sábado 11 bajó de una barca y se fue a un pueblo

donde solo se veían piedras y pájaros.

 

                 

  Fotografía: Claire Pantin 

  Poema: Juan Ángel Torres Rechy ~ Contacto: torres_rechy@hotmail.com