Lunes, 11 de diciembre de 2017

La Junta intensifica los controles alimentarios y ambientales por el calor

Hasta el 15 de septiembre se multiplican las actuaciones para evitar problemas de salud
Manuela Plaza, gerente de Salud de Área, y Bienvenido Mena Merchán, delegado territorial de la Junta

El delegado territorial de la Junta, Bienvenido Mena, ha informado de las iniciativas que desarrolla la administración autonómica en materia de salud pública durante los meses de verano. Así, ha recordado que el portal del Sacyl, en su apartado de ciudadanos, incluye abubdantes recomendaciones para evitar los riesgos de las elevadas temperaturas, que el verano pasado provocaron nueve personas afectadas en la provincia, de las que tres fueron hospitalizadas.

Evitar la exposición al sol en las horas de más calor, beber agua, usar cremas protectoras y gafas de sol o no realizar actividad física con temperaturas elevadas son algunos de los consejos.

En cuanto a la seguridad alimentaria, Mena recordaba la importancia del uso de agua potable, así como evitar los productos perecederos expuestos a temparatura ambiente, entre otras recomendaciones.

En 2015, en Salamanca, se detentaron 11 brotes de infecciones alimentarias, 8 en la capital y 3 en la provincia, con el resultado de 145 personas afectadas, din que ninguna tuviera que ser hospitalizada. De los 11 focos, 6 fueron en restaurantes, 4 en domicilios y 1 en un convento.

Por otra parte, el delegado destacaba que en la provincia hay 155 piscinas de uso público y "nuestros farmacéuticos han realizado 530 inspecciones". Además, la Junta lleva a cabo un plan de prevención de la legionelisis y otro de vacunaciones internacionales, que este año ya ha atendido a 556 viajeros.