Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Asaja pide al Gobierno que se obligue a señalar el país de origen de la leche y el lugar de envasado

La organización reclama a la ministra que siga el ejemplo de Italia, enviando a Bruselas sus nuevas normas de etiquetado

El etiquetado con el país de origen daría mayor valor a la leche nacional

Asaja pide que el Gobierno de Rajoy que siga el ejemplo de Italia, que acaba de aprobar un decreto con la obligación de indicar claramente el origen de la leche y los productos  lácteos que se comercialicen en sus mercados. Para esta organización agraria, se trata de una de las mejores maneras de apoyar al sector ganadero, ya que el ministerio de agricultura italiano ha enviado a Bruselas sus nuevas normas de etiquetado obligatorio, lo que supone el comienzo del proceso de autorización previsto a nivel comunitario.

La señalización del origen de la leche es una de las constantes reivindicaciones de Asaja en defensa del sector ganadero. De esta forma se ayudaría a los consumidores a poder elegir y daría más valor a la leche nacional sobre las procedentes de otros países.

Asaja pide a la ministra, Isabel García Tejerina, que haga lo propio, de forma que se obligue a indicar en las etiquetas de los productos lácteos el país de ordeño, el país donde el producto fue envasado y el país donde la leche fue transformada.

Además, la OPA recuerda que el pasado 13 de mayo se aprobó una resolución en el Parlamento Europeo en la que se reclama a la Comisión Europea que se introduzca la indicación obligatoria en las etiquetas alimentarias del lugar de origen para todos los tipos de leche, productos lácteos y cárnicos, por lo que reclama a la CE que atienda las peticiones del sector por considerarlo prioritario. “Las encuestas muestran que los consumidores se interesan fundamentalmente por el lugar en el que el animal ha sido criado y sacrificado”, finalizan.