Viernes, 15 de diciembre de 2017

Sistema educativo: Un futuro inmediato poco halagüeño

Los expertos creen que la FP crecerá tanto en alumnos como en presupuesto y también en prestigio social
Los expertos prevén más alumnos por aula

Las personas que trabajan dentro del sistema educativo ven su futuro inmediato con ojos poco halagüeños. Según un estudio elaborado por Acción Magistral en el que consultaron a doscientos expertos del sector, la mayoría esperan una inversión insuficiente por parte de las administraciones, una reducción en las ayudas a las familias más necesitadas, una reducción en el número de centros abiertos y un aumento en el número de alumnos por aula. Además, ven poco probable que vaya a llegar el idealizado pacto de Estado por la Educación que dé estabilidad a la enseñanza y la aleje del rifirrafe político.

Desde Acción Magistral, un proyecto de apoyo al profesorado que busca nuevas fórmulas de educar en valores promovido por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), el BBVA y la Comisión Española de Cooperación con la Unsaco, han tratado de aventurar cómo cambiará el sistema educativo español en los próximos cinco años basándose en las intuiciones de profesionales del sector. Profesores, técnicos y expertos provenientes de todos los ciclos y todos los tipos de escuela (privada, concertada y pública).

La metodología del estudio fomenta la aparición de consensos sobre lo que estos expertos esperan de los próximos años. Y, por lo general, esperan pocas mejoras de las que suelen ser las reivindicaciones clásicas del sector. No creen que vaya a haber avances significativos en el prestigio social de la profesión docente, ni cambios sustanciales en lo que toca a la carrera profesional de estos, ni siquiera esperan que los políticos acudan a ellos para consultarles cómo quieren que sea la educación de los próximos años.

 

Sobre su propio trabajo docente, los expertos consultados coincidieron en señalar que esperan un deterioro de sus condiciones de trabajo -una precariedad tanto salarial como de estabilidad laboral-. Sin embargo, también esperan un recrudecimiento de los requisitos y cualificaciones necesarios para acceder a este tipo de empleos.

La excepción, la FP

Al deterioro de las prestaciones públicas que esperan para los próximos años salvan uno de los ciclos de enseñanza. Los expertos consultados creen que la Formación Profesional crecerá tanto en alumnos como en presupuesto y también en prestigio social. El motivo, ha explicado Miguel Ángel Rodríguez, subdirector de Estudios de la FAD, es que creen que la inserción laboral marcará la pauta de la educación en los próximos años. "Ganarán importancia los conocimientos técnicos frente a los de Humanidades", ha explicado Anna Sanmartín, coordinadora del trabajo.

Lo que sí esperan que cambie en los próximos años es la adopción de nuevas metodologías pedagógicas en el aula. Los centros flexibilizarán sus métodos, aventuran los expertos, y darán cabida a modelos experimentales de educación. "El profesor pasará de ser un guía a ser un instructor", ha recalcado Sanmartín. "Y va a tender a implantarse la innovación pedagógica".

Lo que no parece haber es entusiasmo por la llegada de nuevas tecnologías de la información a las aulas. Los expertos consultados creen que llegarán poco a poco, pero no como disruptoras de los métodos vigentes sino como sustitutas más cómodas e inteligentes de las herramientas actuales.