Jueves, 14 de diciembre de 2017

Desde lo más alto de Salamanca

Parte del patrimonio cultural de Salamanca y edificio fundamental de nuestra ciudad

Una de las imágenes de Ieronimus. Fotos: Marta Martín

Su construcción fue iniciada en los siglos XII-XIII y dedicada a Santa María de la Sede, catedral de planta basilical de tres naves y crucero desarrollado en planta y altura, conformando una cruz latina, iniciada en estilo renacentista pero acabado en estilo gótico.

Los encargados de esta obra y según el Archivo Catedralicio encontramos ha Florín de Pituenga, Casandro Romano, Alvar García, Pedro de la Obra, Juan el Pedrero, Sancho Pedro, Juan Franco o Petrus Petri.

En el interior en la capilla mayor encontramos un maravilloso retablo de los hermanos Delli, en el que se narran la Historia de la Salvación, desde el nacimiento de la Virgen hasta su coronación, cubierto todo por el Juicio final. Se trata de un mueble incomparable en toda Europa por sus dimensiones y calidad que con fortuna ocupa el mismo lugar para el que fue concebido en origen.

En el exterior encontramos el cimborrio o Torre del Gallo pertenece al conocido grupo de cúpulas del Duero, con influencias del Poitou francés, con una cúpula doble dando al interior una de media naranja y al exterior una de tipo conopial y coronada con una veleta en forma de gallo de ahí su nombre.

En lo más alto, la torre de las campanas de planta cuadrada la cual es compartida tanto por la catedral nueva como por la catedral vieja, debido a un incendio producido en 1705 por la caída de un rayo, se reforma y recrece la torre en 1710. En esta obra se duplica su altura inicial, añadiéndosele un cuerpo de campanas a mayor altura, la cúpula de media naranja y la linterna. El terremoto de Lisboa de 1755 causó importantes deterioros en la misma torre, en el cimborrio, el claustro y  en  cuerpo de la Catedral Nueva, Baltasar Devreton dará la solución para evitar la demolición de la torre de campanas esta consistirá en un encinchamiento del fuste con grapas de hierro y forramiento con muros en talud hasta la altura del cuerpo de campanas.

En la actualidad ambas catedrales siguen utilizándose para el culto además de las rutas turísticas que se pueden hacer por el interior de las mismas o la subida a Ieronimus.

Fotos: Marta Martín

Ver más imágenes: