Jueves, 14 de diciembre de 2017

La más estéril de todas las campañas

El desfile gubernamental al que venimos asistiendo en las últimas semanas prosigue hoy con la presencia del jefe, Mariano Rajoy, que ha elegido Burgos para su primera incursión electoral en Castilla y León. Una visita en la que mezcla sin ningún disimulo su doble condición de presidente del Gobierno y candidato del PP, haciéndose acompañar simultáneamente de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y del vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maillo.

Rajoy y su comitiva comenzarán visitando las obras de la nueva factoría de Campofrío, se pasarán después por la planta de Navidul y terminarán participando en un acto programado con motivo de 125 aniversario de Diario de Burgos. Y no será la única presencia ministerial durante la jornada, ya que el ministro del Interior, Jorge Fernández, tiene previsto darse un garbeo por Ávila en compañía del vicesecretario de Comunicación y número uno del PP por la provincia, Pablo Casado.

Lo más cabreante del bombardeo propagandístico al que estaremos sometidos de aquí al 26 de junio es que tan oneroso dispendio electoral es muy posible que resulte completamente estéril, al menos en esta comunidad autónoma.

Según el sondeo realizado por la consultora J&MA para el diario Público, en Castilla y León no se moverá ni un solo escaño del Congreso con respecto a las elecciones de diciembre. La única novedad es que Ciudadanos se quedará sin el diputado que, por pérdida de censo, se deja de elegir por la provincia de León. Los 31 escaños restantes se distribuirán exactamente igual que el 20-D: el PP volverá a sumar 17 (dos por cada provincia, excepto en Soria, donde obtiene uno de los dos en liza); el PSOE repetiría sus nueve (uno por provincia), Podemos reeditará sus tres diputados (Valladolid, León y Burgos) y Ciudadanos salvará sus otros dos escaños (Valladolid y Salamanca).

De confirmarse ese pronóstico -cosa por otra parte harto probable- a los únicos que les habrá merecido la pena repetir las elecciones es a los tres candidatos del PP que han ocupado las vacantes producidas en los segundos puestos de las listas al Congreso por Valladolid, León y Segovia. A saber, Ignacio Tremiño y Carmen González Guinda, beneficiarios de los huecos dejados por José María Eiros y Manuel Cobo, y Jesús Postigo, el agraciado por la forzada vacante del defenestrado cunero-comisionista Pedro Gómez de la Serna. Los 28 diputados restantes serían los mismos. Para semejante viaje ya podían ahorrarse la brasa que nos espera hasta el 26-J…