Sábado, 16 de diciembre de 2017

¿Sufre su hija/o "cutting"?

No me gusta utilizar palabras inglesas cuando tenemos el idioma más rico del mundo “el español”, pero así es como lo puede diagnosticar un  especialista.

¿Qué es el “cutting”? cortarse, eso nos pasa a todos que a lo largo de la vida, alguna vez nos cortamos de forma fortuita, pero cuando le diagnostican “cutting” es una conducta autodestructiva de la persona, que consiste en infligirse voluntariamente cortes en brazos vientre y piernas. Es especialmente grave, y no debemos decir, como algunos padres aducen “lo hace para llamar la atención”, al igual que las notas, toda acción anormal, es siempre indicativo de que algo no va bien en la persona, por ello preste a su hijo mucha atención, ya que esta forma de lesión crea adicción en la persona, y es muy difícil de controlar el impulso que les lleva a realizar cortes. No va en disminución, muy al contrario va en aumento cada año, y en la mayoría de los casos, nace como resultado de abusos sexuales o acoso escolar, ambos prolongados en el tiempo, y sufridos en silencio.

Aunque quien me lea le parezca extraño y quizá contradictorio, el niño-adolescente se corta para aliviar con el dolor físico, su dolor moral o psíquico. Son niños con muy baja  autoestima, gran sentido de culpabilidad y vergüenza. Es tan grande su dolor interior que no pueden controlarse. Mediante la autoagresión, son capaces de controlar el dolor interior, con el dolor físico, contra el qué no saben ni pueden luchar, alguna paciente refiere “cuando me corto, me siento otra vez viva”.

¿Y como ayudar a estas personas? No mirar nunca para otro lado, como ya les he indicado, detectarlo, como todo tema de acoso y abusos, no quieren hablar de ello, hay que ir dando muchas vueltas a su vida, para que confíen, y se abran, luego viene otra parte difícil hacerle ver que tiene un problema añadido a otro, pero que juntos lo vamos solucionar por aquí sí se puede salir y ver otra vez la luz. Lo tercero, por dar enumeración al proceso, es sugerir alternativas a los cortes: cambia tu cuerpo por una plastilina y corta en ella después de hacer un monigote o sencillamente una bola, pinta donde te cortas con rotulador rojo, trata de cortar un cubito de hielo, si aún así, la conducta está tan enraizada en la persona que no cesa, busque ayuda, le aconsejo que lo haga siempre que algo va alterado en especialistas que dominen el tema, tenemos una Asociación que funciona bien que lleva por nombre NACE

Padres, por favor, es su responsabilidad estar atento a cambios, carácter  y costumbres, observe siempre, sea ojo de águila, y vea si su hijo/a antes llevaba mangas cortas o tirantes y ahora usa mangas largas, incluso en días de calor, o en verano no quiere poner biquini o bañador, el dormir mucho o poco, si pasa demasiadas horas en casa, si le cuesta salir, si no tiene amistades…todo es indicativo de que algo está ocurriendo. Ojala con el curso llamando a las puertas, disminuyan estos casos, o se mantenga ese numero 8, que el  retorno a las aulas sea de felicidad, no un suplicio para nuestros hijos