Lunes, 18 de diciembre de 2017

Asombrosa pirueta de la Junta para intentar salvar la cara

Seis meses después de que el Juzgado de Instrucción nº 2de Valladolid realizara el correspondiente ofrecimiento, la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, anunció ayer por sorpresa que la Junta se personará en el caso “Perla Negra”, la causa judicial que investiga los pelotazos urbanísticos perpetrados en torno a dicho edificio y al inexistente parque empresarial de Portillo.

Seis meses después y casualmente el mismo día que en el que el PSOE se dirigía al citado Juzgado solicitando su personación en el caso como acusación popular. Pero que nadie piense que la Junta se aviene de repente a reconocer el cuantioso quebranto económico originado por la adjudicación de un inmueble presupuestado inicialmente en 18 millones de euros y por el que acabó desembolsando 70.

Del Olmo sigue sin admitir ese multimillonario sobrecoste por el que están investigados, entre otros, seis actuales altos cargos de la Junta, tres de ellos de su propia consejería, antiguos consejeros todos ellos de las arruinadas empresas publicas Gesturcal y ADE Parques. La asombrosa pirueta consiste en que la consejera vincula dicha personación -incompatible a todas luces con el mantenimiento de dichos altos cargos, a los que el gobierno de Juan Vicente Herrera está pagando además su defensa jurídica- a la apertura de una pieza separada que hoy por hoy no existe sobre las escandalosas adjudicaciones a la misma empresa que se ocupó de reformar la sede del PP en la calle Génova.

Seis meses después y casualmente unos días después de que eldiario.esdesvelara los contratos adjudicados sin concurso por importe de 4,4 millones de euros a Unifica Servicios Integrales (USI), la empresa que cobró en dinero B buena parte de las obras realizadas en la sede central del PP. Si los contratos en cuestión forman parte de la documentación requerida por el Juzgado a la consejería, ¿cómo es que Del Olmo no se ha dado por enterada de las irregularidades hasta que no las ha visto publicadas en dicho diario?

Y otra sola pregunta más: Dado que la única irregularidad que reconoce se refiere a las adjudicaciones a USI, ¿no le sugiere nada a la consejera el hecho de que Urban Proyecta, la empresa adjudicataria de la “Perla Negra”, encargara el proyecto arquitectónico del edificio meses antes de que el concurso se convocara en el Bocyl? En fín, Pilarín…