Viernes, 15 de diciembre de 2017

Ferduero pide que se declaren zonas catastróficas las tierras de regadío afectadas por las lluvias

Las comunidades de regantes solicitan créditos blandos, moratorias en la amortización de préstamos, reducción de módulos IRPF y la condonación de las tarifas CHD de 2016

A la reunión asistieron representantes de Comunidades de Regantes de todas las provincias de Castilla y León

La Asociación Ferduero en una reunión de urgencia celebrada este lunes, y a la que han asistido representantes de Comunidades de Regantes de todas las provincias de Castilla y León, ha analizado la situación en la que se encuentran las zonas regables a consecuencia de las incesantes lluvias y las inundaciones sufridas a lo largo de la primavera, lo que ha producido en algunos casos no poder ultimar las cosechas de la campaña anterior y en muchas zonas no poder entrar en las fincas para realizar todas las labores encaminadas a la siembra de los cultivos para la campaña que vamos a iniciar. Este retraso va a provocar que en algunos casos ya sea imposible sembrar y que en otros las producciones bajen de forma considerable, “lo que provocará la ruina de los agricultores, sobre todo teniendo en cuenta la situación actual de precios”, afirman desde esta organización.

Por lo anterior, desde Ferduero “pedimos a las administraciones que de forma urgente se realice un análisis de la situación en cada zona, para en los casos que resulte oportuno se efectúen los trámites necesarios que conlleven la declaración de zona catastrófica o de excepcional actuación, que favorezca la implantación de varias medidas por parte de la Junta, Gobierno central y Confederación Hidrográfica del Duero.

En cuanto a la peticiones realizadas a la Junta de Castilla y León cabe destacar la elaboración de estudio de los cultivos a sembrar por cada agricultor en sus explotaciones,  en la medida en que tener la obligación de sembrar tres cultivos a estas alturas agrava a un más la problemática de siembra de las explotaciones a efectos de declaraciones de PAC, para lo que piden también la ampliación del plazo de presentación de la solicitud de ayudas. Asimismo, solicitan que se adopten las medidas oportunas para que en los planes de mejora se tengan en cuenta la situación de la siembra de las explotaciones, además de créditos blandos a los agricultores para hacer frente a los gastos de inversiones que se han efectuado en las explotaciones agrícolas y gastos de subsistencia familiar.

Al Gobierno central piden la reducción de los módulos en la agricultura y una moratoria en los pagos de la Seguridad Social, así como que el tiempo que se exima de pago de las cuotas de la Seguridad Social, cuente como periodo cotizado. También solicitan créditos blandos en los mismos casos que a la Junta, y solicitan a la CHD, órgano dependiente del Magrama, la condonación de pago de las tarifas 2016.

Por último, desde Ferduero piden a las entidades financieras un año de moratoria en la amortización de créditos firmados con las comunidades de regantes como inversiones en la modernización y obras en infraestructuras, una petición que extienden a los agricultores que hayan contraído préstamos para la modernización de sus explotaciones y equipamiento. También piden créditos blandos para que los agricultores puedan hacer frente a la situación económica derivada de las lluvias.

Llamada a Tejerina y Milagros Marcos

Por otro lado, desde Ferduero invitan a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y a la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos Ortega,  para que con la mayor urgencia posible visiten las zonas afectadas “para que vean la situación lamentable que presenta el campo en la actualidad,  donde no se ha podido hacer ningún trabajo de laboreo de las parcelas, con lo que las primeras siembras no se podrán realizar antes de la segunda semana de junio”, señalan.

A esta reunión asistieron, en representación de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, el director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias, Jorge Llorente Cachorro; y el jefe del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería en León, Fidentino Reyero Fernández. Además, se acordó crear un Grupo de Trabajo liderado por Ferduero y la Consejería de Agricultura y Ganadería para hacer un análisis urgente de la situación y arbitrar las medidas que resulten necesarias.

Igualmente,  se acordó informar del contenido de la reunión a la Subdelegación del Gobierno, para su tramitación ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León,  en León, y a la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, en Valladolid, “para que todos sean conocedores y conscientes de los problemas por los que atraviesa el campo como consecuencia de las inclemencias climatológicas de estas fechas”.