Viernes, 15 de diciembre de 2017
Las Villas al día

Los labradores cantalpineses confían en San Isidro para que haga su obra en el campo

CANTALPINO | Los fieles arropan la imagen del santo en la procesión de bendición de los campos
Los campos teñidos por el amarillo de la colza recibieron al santo labriego

Sol y buen ambiente. Cantalpino vivió una bonita y concurrida fiesta en honor a San Isidro. La localidad recibió la visita de cientos de personas que no quisieron perderse esta ya tradicional cita alrededor del patrón de los hombres del campo.

Los labradores confían en San Isidro para que haga su obra en las cosechas de esta temporada, hasta ahora pasada por la lluvia y con buenas expectativas. Después de la tradicional celebración religiosa en este domingo de Pentecostés, los agricultores, vecinos y fieles arroparon la imagen del santo hasta la bendición de las tierras próximas a la localidad, teñidas por los llamativos colores verde y amarillo, de la colza. Esa viveza en los campos se ha notado en la pupila de los numerosos de cantalpineses que han participado en la tradicional misa y posterior procesión, a la que se sumaron los ediles del Ayuntamiento.