Martes, 12 de diciembre de 2017

Michael Robinson clausura el Máster CID de la Universidad Pontificia

El acto se llevó a cabo durante la mañana del viernes en el Aula de Grados del edificio central de la universidad

El ex jugador de fútbol y actual comentarista depotivo Michael Robinson fue el invitado para la clausura de la cuarta edición del UPSA Máster CID, el máster de periodismo deportivo de la Universidad Pontificia de Salamanca.

La ceremonia ha comenzado con las palabras de los codirectores del Máster CID, Luis Miguel Pedrero y Alberto Pérez Sánchez, quienes han realizado un repaso de las vivencias de los alumnos durante el transcurso del posgrado y de la participación de los periodistas de reconocido prestigio que han colaborado como profesores en el Máster.

Posteriormente y tras las palabras de los alumnos, el director de 'Informe Robinson', Michael Robinson, ha intervenido con su conferencia 'Luces y sombras del periodismo deportivo'. Robinson se ha referido a la escucha activa que deben desarrollar los periodistas "es muy importante observar a los héroes de nuestras vidas que están delante pero no les vemos, porque no escuchamos". El director ha explicado a los alumnos la diferencia comunicativa entre la televisión y la radio "en televisión hay que dosificar la información y ayudar a la gente a ver y a escuchar. Me disgusta ver radio en televisión", apuntó.

Robinson se ha referido al respeto y carácter ético que debe tener un programa de televisión ante el público que lo ve "nuestro trabajo está destinado a llegar al salón de las casas, donde hay paz y sosiego y con nuestra propuesta no podemos gritar y crear inquietud donde antes había sosiego", puntualizó.

El director de 'Informe Robinson' ha destacado las claves para que un profesional pueda llegar a ser buen periodista " que son la empatía y el beneficio de la duda. El periodista debe ser una persona sin fisuras, respetuoso con lo que ofrece a la gente y curioso". Y se ha referido al papel que debe mantener un periodista como figura facilitadora y no como protagonista del medio "no entiendo que el presentador no pare de hablar, el periodista no debe estorbar y evitar el afán de protagonismo", concluyó.