Lunes, 18 de diciembre de 2017

La literatura infantil y juvenil: un gas noble con una gran reacción artística

El arte sucede. James Whistler.

Es sabido que las artes -palabra que engloba disciplinas tan diferentes como arquitectura, escultura, pintura, música, danza, cine y literatura- han ido sufriendo multitud de transformaciones desde sus primeras manifestaciones hasta ahora. Así, y de la misma manera, los lugares específicos donde estas se materializan, y que a lo largo de la historia les han sido propios, han acabado a su vez por adoptar otra modalidad distinta a la suya, si bien complementaria, para crear espacios multidisciplinares donde conviven entre ellas: librerías en las que se realizan conciertos, museos donde se representan muestras de teatro o cuentacuentos, etc.

 Y de esa idea de confluencia artística es de la que parte mi manera de abordar el trabajo con la literatura en general pero, sobre todo, con la literatura infantil y juvenil –ya sea escrita, narrada y/o ilustrada-, entendiéndola como un gas noble, como un lenguaje que se complementa a la perfección con cualquier otro tipo de arte. Los resultados de su unión dan lugar a verdaderas obras de arte con finalidades comunicativas, estéticas o lúdicas, que expresan visiones del mundo, ideas, emociones, mediante diferentes recursos, lingüísticos, plásticos o sonoros, entre otros. De este modo, el binomio fantástico –arte y literatura-, dirigido a todo tipo de público, lo relacionamos en un mismo espacio, en este caso en un museo, no solo con el objetivo de explorar las posibilidades didácticas del arte, sino también con el de realizar una importante labor pedagógica en el terreno de la educación en áreas curriculares como lengua, ciencias sociales o música. Y es que, todo el trabajo que desarrollamos Rebeca Martín y Soraya Herráez desde Unpuntocurioso se sustenta siempre en la literatura infantil y juvenil, pilar imprescindible de nuestra metodología de trabajo, y que también en este caso, como voy a mostrar, hemos intentando llevar al DA2. Esta es una de nuestras aportaciones, lectora y "curiosa", al universo del arte.

Desde septiembre del 2015, Unpuntocurioso, promoción de lectura y creatividad colabora con el programa “Museos y artes” de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes en el centro de arte contemporáneo DA2 (Domus Artium 2002). Tal proyecto consiste en dos visitas guiadas por este espacio que se realizan con alumnos de diferentes ciclos. En la primera de ellas, Los misterios del DA2, que está dirigida a los estudiantes de secundaria, bachillerato y Formación Profesional (FP), se muestran los pasos que da una obra de arte desde el momento de su finalización hasta el de su exposición.

La segunda, Al DA2: Una experiencia plástica, que está diseñada para educación primaria y educación especial, consiste en una visita didáctica por las diferentes salas de exposiciones del museo, y en un taller de artes plásticas.

A final del curso 2016, más de 1200 alumn@s habrán disfrutado del DA2. El fin que perseguimos con ambas iniciativas es convertir el museo en un lugar vivo, donde el propio espacio, las obras, los talleres, la literatura -a través del papel, la pantalla o la voz del narrador oral- convivan y se combinen para ofrecer una visita completa e integradora. Visita que lleve a los estudiantes a comprender el espacio del museo en toda su complejidad, que no solo se compone de salas de exposiciones, sino también de espacios ocultos para el público -como por ejemplo los almacenes-; así como a descifrar las labores del personal -los comisarios, restauradores, etc.- que hace posible una exposición de arte y que trabaja en una cara oculta para el público. Además, buscamos transmitirles conceptos básicos de arte contemporáneo, fomentar su capacidad de expresión mediante el lenguaje plástico y verbal en unión con la narración de la literatura infantil y juvenil y, finalmente, llevarlos a ser co-creadores de su propia obra, a través de la estimulación en la exploración y del descubrimiento del arte mediante el juego y el desarrollo de la creatividad.

En la actualidad, la producción de libros para niños y jóvenes abarca todos los géneros y multitud de formatos, perfectos para la oralidad. El abanico por tanto es amplio pero, sobre todo, de gran calidad. Así, existe una inmensa variedad de libros donde poder elegir para explorar las posibilidades didácticas del arte; para proporcionar estrategias con las que enriquecer el trabajo de aula en diferentes áreas, partiendo de experiencias y conceptos propios del arte; para explorar y potenciar las características que ofrecen las obras como agente potenciador de la expresión verbal y del desarrollo de la creatividad; para crear un acto de comunicación mediante la narración oral que fusiona voz, palabra, gesto y mirada, causando diferentes beneficios académicos, artísticos y emocionales, además de una atmósfera mágica e inolvidable; para experimentar diferentes propuestas a través de manifestaciones artísticas como el teatro, la música y la literatura -entre muchas otras-; para educar una mirada estética desde las primeras edades; para conectar con un mundo interior personal y a la vez colectivo; para instruir a personas críticas; para mostrar cómo los libros pueden llegar a ser un objeto de inspiración expresivo y comunicativo en obras creativas, esculturas, películas, edificios…, o caminando en dirección contraria, para mostrar cómo una pintura puede ser el estímulo inicial para elaborar un libro como El artista que pintó un caballo azul de Eric Carle, basado en el obra de Franz Marc, El caballo azul.

En definitiva, nuestro intento es acercar el arte a cualquier persona y hacerlo a través de esta musa literaria y gas noble: el libro. Utilizar sus características particulares, convertirlo en una ventana informativa y de aprendizaje y hacer uso de él como objeto artístico o como elemento colaborador de la creación de un artista es, a fin de cuentas, la capacidad artística del ser humano que se sirve de todos los recursos que encuentra a su alrededor y sabe manejar. Las historias contenidas en los libros nos permiten y nos invitan a conocer mejor el mundo que nos rodea y a formar parte de ese proceso de cambio que impulsa a los hombres a no dejar de indagar sobre su historia pasada, entender su presente y preparar el futuro.

Y esto es todo. ¡Manos a la obra!

 

Soraya Herráez González