Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Día de la Familia: 15 de mayo

Salamanca, Madrid, Teruel, Palma de Mallorca, Logroño… Son muchos los ayuntamientos que este año lucirán la bandería del Día Internacional de la Familia establecido por resolución de Naciones Unidadas en 1993.

El 1 de julio de 2015 el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en su resolución aprobada por la Asamblea General A/HRC/29/L25 afirma que la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Por ello instó a los Estados miembros, entre otras cuestiones; a que los niños no sean separados de sus padres contra su voluntad; a que los padres tienen derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos y tienen la responsabilidad primordial de la crianza, desarrollo y educación de sus hijos; a que los niños con discapacidad tengan los mismos derechos con respecto a la vida en familia; a que se reconozca que la familia es una sólida fuerza de cohesión e integración social; a que los niños crezcan en un entorno familiar; a buscar nuevas formas de prestar una asistencia eficaz a las familias para que puedan alcanzar sus metas…

Por ello, es importante que en nuestras ciudades y en nuestros pueblos se celebre el próximo 15 de mayo el Día Internacional de la Familia, establecido por la resolución de la Asamblea General de la Naciones Unidas de 12 de septiembre de 1993. Salamanca así lo hará visible mediante diversas conferencias, festejos familiares, la ostentación en el balcón del Ayuntamiento de la Plaza Mayor de la bandera y la iluminación de la fuente de la Puerta Zamora con los colores rojo, verde y blanco.

La familia es el lugar idóneo donde se acoge el don del hijo. Es el ambiente propicio donde se produce el encuentro gratuito y generoso entre personas de distintas generaciones. La familia tiene su origen natural y ecológico en el encuentro y en la entrega total y amorosa de una mujer y un varón, de cuya relación pueden nacer hijos. Eso es la familia.

El don de la vida, que se acoge en la familia en el dolor alegre de la madre, en el acompañamiento comprometido del padre y con el apoyo de los abuelos y demás familiares, nos ha fascinado siempre. El hijo es el centro del hogar, es el corazón que late y llena de esperanza, no sólo a la familia, sino también a toda la sociedad de la que desde su concepción pasa a formar parte vital y esencial. Su corazón late en el seno materno para que todos le escuchemos.

Familia, Vida y Educación son el mensaje sano, ecológico y natural de lo que es la mayor fortaleza del Estado de Bienestar: la familia.