Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Makandé llena The Irish Theatre

Dos horas de copas, sudor y música: el principio de una gran noche

Juanito Makandé lenó

            ¿Que sucede si combinamos ritmos flamencos, una magnífica sección de viento, una poderosa linea de bajo y guitarras con tintes jazzeros? La respuesta es Juanito Makandé. Esta banda lleva desde 2006 fusionando música vernácula con el mejor funk, pop y jazz, creando su propio estilo y dando denominación de origen a este tipo de música.

            Desde un principio Juanito Makandé y su banda sabe muy bien lo que hace, evolucionando ya desde una madurez plausible, dejando buen sabor de boca desde su primer LP “Sueña”. Su música se desarrolla desde un flamenco profundo, transformado por el funk, hasta llegar a la fusión mas estrambótica que da lugar a su actual estilo, en el que el ritmo juega un papel imprescindible, así como las letras que cautivan a su público. Así nos lo demostró el pasado viernes 6 en The Irish theatre.

            La primera impresión de la noche se formó entre el crepúsculo y algunas borrosas gotas de lluvia; la aparente larga cola revestida de paraguas avanzó ágilmente hasta el portero, donde el staff funcionó perfectamente a la hora de permitir una cómoda integración en la sala. Allí dentro, lo primero que llamó la atención fue el distendido ambiente, apoyado por unos precios de bar muy recomendables y la presencia buenrollera de algunos miembros de la banda (el bajista Fernando Lamadrid y el trompeta Enrique Rodriguez). Tras algunas interacciones, cigarros, sonrisas, fotos, conversaciones, y cabe decir, problemas con el espacio y su agresiva posesión por parte de algunos individuos del público, la gente se preparó para el comienzo de de las primeras notas musicales de la velada.

 

            Se apagan las luces a la vez que un mar de diminutas pantallas se alzan para capturar el momento. Tras un pequeño preámbulo de flashes y sonidos varios, aparece la banda tomando sus respectivas posiciones y dando comienzo al concierto con su tema Pistolas y cuchillos. Repasando los temas de su nuevo álbum uno a uno, da paso al primer corte del mismo, Cantar desnudos, para seguir con uno de sus mejores temas, Tocar las nubes, que desata el frenesí en el público a ritmo de reggae, envolviendo a todos en una atmósfera idealista y ensoñadora que no cesó hasta el fin de la noche.

            Volviendo a “las canciones que escribía mientas volaba” (2014), Makandé nos recuerda la potencia de su tema Soy, el sexto track de su anterior disco. Hilando su propia historia a través de su música interpreta un nostálgico Ramón, un homenaje al artista y sevillano que ha influenciado en su música y habría muerto un año atrás a manos de la cocaína. Llega Kamikaze, una balada que enuncia “...y me gusta reñir contigo, porque luego hago las paces y hacemos el amor...”. Continúan las sorpresas a medida que sube el calor y el entusiasmo del público, una increíble versión flamenca de Hakuna Matata y un tema veraniego para combatir la lluvia que acechaba de puertas hacia fuera, Calores, con un espectacular y vibrante solo de trompeta de la mano de Enrique Rodriguez.

            Hoy todo da igual, afirmaba rotundamente el tema del guitarrista Fran Cortés, quien nos sorprendió con un tema desenfadado y esperanzador y un flamenco fresco que conjuga a la perfección con el repertorio de Juanito. Volviendo a las vibraciones reggae de Makandé, dan paso a Ya no soy un crío, también de su segundo disco. Siguiendo en el mismo, da paso a uno de los hits más aclamados, Arañando el aire, cumpliendo las expectativas hacia un tema tan masticado y esperado. Acto seguido, la balada Segunda canción de amor conmueve al público y sorprende con su inesperado final “a tutti”, con toda la banda, haciendo de este una alternativa irrepetible.

            Ritmos playeros invocando al buen tiempo y las playas gaditanas con una letra inquisitiva y riffs de vientos. Ahora la bulería más esperada de la noche (con la que no pudieron algunos acoples inoportunos), un tema con algunos años e inseparable de su repertorio, La llave es un canto a la vida, necesaria para comprender que somos un granito de arena.

            Ya cerca del final, el single Cuando te empecé a querer hizo una inolvidable aparición que el público vitoreó y cantó al unísono. Cabe destacar el gusto y presencia formidable del bajo de Lamadrid en esta canción. Como lo bueno se hace esperar, el momento que culminaría esta noche en The Irish Theatre vendría con Niña voladora, con su letra reverberando en la sala, que enmudecía la voz del propio Makandé, increíble tema y gran  final con derroche de energía por parte de los allí presentes, que despiden el espectáculo con una gran ovación antes de proceder a abandonar el lugar, poniendo punto y final a este evento que no se daba desde hace dos años, cuando el artista gaditano hizo escala en la ciudad charra por última vez. Salamanca espera ansiosa su regreso.

                       Al finalizar el concierto, el limitado espacio del lugar, guardado con tanto recelo por muchos al principio de la noche, fue liberándose progresivamente hasta que la sala quedó reducida a un ambiente de chill muy distendido y catárquico, el punto de inicio perfecto para lidiar con una larga noche salmantina, de la que disfrutaron algunos de los músicos hasta el alba.

                       No se puede pedir más, una gran selección de temas de sus dos últimos álbums que no dejaba indiferente a nadie. Se vio todo y más de lo que cabía esperar, sacaron todo su arsenal y pudimos escuchar a músicos de la talla de Fran Cortés, Fernando Lamadrid, Poti Trujillo, Enrique Rodríguez, Nano Peña . Todas las interpretaciones se ajustaban a lo que ya conocíamos, siempre con gratas sorpresas que demuestran el trabajo que hay detrás de cada detalle, haciendo patente la técnica y la compenetración de los integrantes.

            En definitiva, un grupo que merece la pena, con un directo espectacular que no defrauda a ningún seguidor y sorprende a todo aquel que no lo es.

Adrián Besada

-Con la colaboración de Mateu Terrasa Rico-