Martes, 12 de diciembre de 2017

El Santísimo Cristo del Sudor

El Santísimo Cristo del Sudor, es venerado en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción en La Alberca (Salamanca). Recibe este nombre, pues el 1 de Septiembre de 1665, una peregrina a la Peña de Francia, vio como sudaba sangre, haciéndolo al siguiente día por el costado. Esta espectacular y hermosa talla, es atribuida a Juan de Juni, gran maestro de la imaginería Castellana.

Y es en 1685 cuando nace la Cofradía del Santísimo Cristo del Sudor, está compuesta solo por hombres y son 33 los cofrades, los mismos que los años que vivió el Señor, además por un centenar de aspirantes a cofrade y el Abad. Esta cofradía de gran arraigo en La Alberca, tiene entre sus cometidos el venerar la imagen, celebrar su fiesta, acompañar el entierro cuando muere algún cofrade, así como presidir la procesión del Santo Entierro el Viernes de Dolor,  con sus hachas encendidas, su elegante capa charra y su sombrero negro, no utilizando el sombrero en el Santo Entierro.

Al término de la misa, es pasada para poderse besar por los fieles, la reliquia de la Santa Espina, procedente de la corona del Señor, donada por un monje dominico y que se encuentra custodiada en el templo, con su correspondiente certificado de autenticidad expedido por Roma.

Antes de celebrarse la Santa misa, la Cofradía se dirige junto con los mayordomos hasta la casa del Abad para recogerlo y  la salida de misa, toda la Cofradía guiada por el tamborilero acompañan hasta su casa al Abad, donde son agasajados con tres tragos de vino y bizcochos llamados suelas, ya que tienen el tamaño del pie del Abad.

Esta Cofradía del Santísimo Cristo del Sudor, cuanta con 331 años de existencia y goza del gran prestigio y admiración de todos los albercanos, celebrando cada año su fiesta en el mes de Mayo.

 Andrés Barés Calama