Lunes, 18 de diciembre de 2017

Más de 16.000 familias solicitan la ayuda para el alquiler de vivienda 

Habrá hogares que van a cumplir los requisitos y se quedarán sin subvención al agotarse los fondos
El plazo para pedir la ayuda finalizó el 30 de abril

El 30 de abril acabó el plazo para solicitar la ayuda de alquiler que tramita la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el personal de este departamento tiene sobre la mesa más de 16.000 peticiones de familias que aspiran a conseguir una subvención.

La cifra de solicitantes es aún provisional, pues no han terminado de contabilizarse las peticiones que se han presentado los últimos días de abril en los registros oficiales de otras administraciones. La convocatoria de ayudas de alquiler está orientada a hogares que afrontan su día a día con una renta anual máxima de 18.637 euros (2,5 veces el Iprem).

El número provisional de aspirantes hacer prever que, pese a que la partida ha crecido respecto a la convocatoria anterior hasta situarse en los 11,37 millones de euros, habrá solicitantes que cumplan todos los requisitos pero que se queden sin subvención al agotarse los fondos. Tendrán prioridad las familias con menos ingresos.

Eso ha ocurrido en las dos tandas de ayudas anteriores, la que se convocó a finales de 2014 y la que recogió después a los hogares en riesgo de exclusión, con menos de 7.455 euros anuales de renta, que habían quedado fuera de la anterior.

En las dos convocatorias que se resolvieron en 2015 hubo 6.098 familias que cumplían todas las exigencias que marcaba la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y que no recibieron la ayuda porque se acabó el dinero presupuestado.

Los responsables de la consejería que dirige Juan Carlos Suárez-Quiñones tienen de plazo hasta finales de octubre para hacer públicos los listados de solicitudes aceptadas. Las ayudas ahora en liza pueden subvencionar hasta el 40% del coste del alquiler, aunque se deja abierta la posibilidad a asignar un complemento que doblaría esta cuantía para las familias con menos renta, si finalmente se asignan otros cinco millones de ingresos propios de la Junta.

Además de eliminar los requisitos más polémicos de la convocatoria de finales de 2014, la Junta ha simplificado también cuestiones burocráticas y de gestión administrativa de la ayuda. No será necesario, por ejemplo, presentar mes a mes el justificante de pago del alquiler para recibir el dinero público, puesto que el periodo subvencionable será de un año vencido, de agosto de 2015 a julio de 2016. Los recibos podrán presentarse todos de una vez.