Lunes, 11 de diciembre de 2017

Nacho Francia presenta su primera novela, ‘La curva del camino’

El autor entrelaza personajes y situaciones de ficción y realidad en torno a la etapa de Aznar en Castilla y León
Nacho Francia (Foto de Álex López)

El periodista Ignacio Francia ha presentado hoy en la Feria del Libro “La curva del camino” (megustaescribir, 2016), una obra fruto de interrelacionar `una vivencia amorosa intensa, aunque serena, entre cuarentones ya con arañazos de la vida –especialmente la mujer--’ y ‘el relato ficcionado-documentado en torno a la etapa de José María Aznar en Castilla y León y su salida de esa tierra impulsado por la ambición política’, como comenta el autor.

“La curva del camino” narra la pasión amorosa que envuelve al periodista Julio y a la historiadora Marie-France tras su reencuentro en Toulouse y cómo ese amor recupera a la francesa, machacada en su intimidad. Un estado que permite que, desde el esplendor de la alegría y el erotismo que los envuelve, en el camino que se abre vuelquen su trabajo con intensidad en la tesis doctoral que elabora ella, y alimenta él, en torno al lenguaje y los gestos de Aznar. La realidad aznariana y de personajes del entorno suben y bajan por los andamios de la ficción, mientras esta se cuela con desenvoltura por el cauce de la crónica y sus conjeturas.

Con “La curva del camino”, su primera obra narrativa, Francia aspira a ‘propiciar una mirada sobre las relaciones de pareja, así como a inducir la reflexión en torno a las situaciones y posiciones sociales y políticas’, a la vez que sugiere el valor y la necesidad del recuerdo que aportan tanto el amor como el peso de la memoria para no olvidar situaciones y trayectorias políticas y sociales que han marcado nuestras vidas. Además, traslada la cualidad de inquietar que representa la conciencia de que ‘los ciudadanos no prescindamos de nuestra capacidad de reflexión ni de la libertad, de modo que no cedamos a la manipulación y a los manejos que dominan nuestras sociedades con excesiva frecuencia’. También se considera ‘la importancia de la pasión en el amor y en el trabajo para impulsar la vida.’

Entreverado en los surcos del relato surge el subtema del exilio de republicanos españoles en Francia, ya que Marie-France es hija de uno de aquellos exiliados que lucharon contra el nazismo.

Entre los escenarios en los que se desarrolla la narración figuran Madrid, Toulouse, Salamanca, Mogarraz, Cordes-sur-Ciel, aparte de situaciones en Valladolid, León, Burgos o Cáceres, entre otros puntos. En el caso de Salamanca, tanto la ciudad como la provincia tienen una presencia destacada en el cuerpo de la novela. No se trata sólo de referencias en situaciones concretas, sino de juego notable en la trama durante las frecuentes estancias de los protagonistas en la ciudad. En relación con la provincia, la villa de Mogarraz cobra especial relieve en determinados momentos y, de forma especial, la ruta del Camino del Agua, donde se desarrolla una de las situaciones con peso en la relación de la pareja protagonista, lo que motiva que la imagen de portada refleje un punto de ese recorrido. Tampoco faltan alusiones a otros lugares serranos, así como Ledesma o Lumbrales, entre otros.

Fotos: Alejandro López