Martes, 12 de diciembre de 2017

La trama de la "Perla Negra", cada vez más al descubierto

La trama urdida para perpetrar un multimillonario pelotazo inmobiliario en torno a la “Perla Negra”, el edificio de la consejería de Economía en Arroyo de la Encomienda, tiene su origen en un flagrante episodio de información privilegiada y tráfico de influencias. No otra cosa se desprende de la declaración prestada el pasado viernes ante el Juzgado de Instrucción número dos de Valladolid por Francisco López de Blas, el gerente del estudio de Arquitectura Lamela, que elaboró el proyecto arquitectónico del edificio por encargo de Urban Proyecta, la empresa que se adjudicó el concurso convocado por la consejería.

López de Blas, que declaraba en calidad de testigo, reconoció que el estudio Lamela recibió el encargo de trabajar en dicho proyecto meses antes de que el Bocyl de 30 de diciembre de 2005 publicara la convocatoria el concurso. De hecho en las diligencias consta que con fecha 14 de septiembre de ese mismo año Lamela presentó a Urban Proyecta una factura por importe de 31.320 euros en concepto de “honorarios por la fase de concurso proyecto ADE”. También figura en las diligencias que el edificio, que ha acabado costando a la consejería más de 70 millones de euros, fue presupuestado inicialmente solo en 18.

¿Quién pasó desde la ADE o la consejería a Urban Proyecta la información privilegiada que le permitió encargar el proyecto del edificio meses antes de que se publicara el correspondiente concurso publico? Evidentemente alguien con capacidad posterior de adjudicarlo.

Las relaciones societarias entre el director de ADE Internacional, Alberto Esgueva, y el administrador de Urban Proyecta, Germán José Martín Girado, ofrecen suficientes pistas. Urban Proyecta y el grupo San Cayetano, del que Esgueva fue vicepresidente, son a su vez dos de las empresas investigadas por el mismo Juzgado en relación con el pelotazo del Parque Empresarial de Portillo, donde ADE Parques pagó 35 millones de euros por terrenos rústicos adquiridos a un precio entre cuatro y cinco veces menor.

A mayor abundamiento, Esgueva, a su vez uno de los principales implicados en la trama eólica investigada por la Fiscalía Anticorrupción, comparte con Martín Giraldo participación en tres empresas del sector: Vientos de Gata S.L., Vientos de Tamara S.A. y Energías Renovables de Ávila S.A. Y mientras tanto el gobierno de Juan Vicente Herrera, sin darse por aludido…